miércoles, 31 de mayo de 2017

Pablo Huerga lleva a Melpómene y su tragedia a Ciaño para cuestionar la leyenda negra (2-6-2017)

Resultado de imagen de Cauce del Nalón
PRESENTA
La imagen puede contener: texto
Resultado de imagen de Gnoseología de la película "La Misión"
Gnoseología de la película
La Misión (Roland Joffé, 1986)
(Gijón, Rema y Vive, 2017)
Partiendo de la película La Misión, dirigida por Roland Joffé en 1986, el filósofo Pablo Huerga analizará el papel de España en Latinoamérica y su leyenda negra. Segunda actividad del ciclo Nueve conferencias para nueve Musas, que organiza Rema y Vive Editorial y segundo libro de la colección correspondiente.

Con la colaboración de:
Enrique Álvarez Mastache (como Editorial Rema y Vive)
y
José Ignacio Fernández del Castro (como Cauce del Nalón)

Y la participación estelar de:Resultado de imagen de Pablo Huerga Melcón
PABLO HUERGA MELCÓN (autor del libro)

Con la producción de:
Resultado de imagen de rema y vive editorial
Resultado de imagen de Ayuntamiento de LangreoY el apoyo de:Resultado de imagen de La Nueva España de las Cuencas
Pablo Huerga Melcón  (Benavides de Órbigo, León, 1966) es profesor de Filosofía, Comunicación Audiovisual y Tecnologías de la Información y la Comunicación en el IES Rosario de Acuña de Gijón. Ha sido profesor asociado en la Universidad de Oviedo. Doctor en Filosofía por la Universidad de Oviedo; es el último de los doctores dirigidos por el filósofo Gustavo Bueno. Premio extraordinario de Licenciatura y Premio de las Letras Asturianas (Ensayo) en 2009. Autor de La ciencia en la encrucijada (1999), Que piensen ellos (2003), El fin de la Educación (2010), y La otra cara del Guernica (2011); ha publicado diversos artículos en Ábaco, El Basilisco, El Catoblepas, Llull, Nómadas, La balsa de piedra, Papeles de la FIM y Nuestra Bandera. Coautor en diversas ediciones promovidas por la Universidad Autónoma de México, ha sido el introductor en España de la obra del físico soviético Boris Hessen.




sábado, 27 de mayo de 2017

EL CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO DEL LLANO CONTINÚA LA PROGRAMACIÓN DEL PRIMER SEMESTRE DE 2017 DE SU FORO DE FILOSOFÍA POPULAR (30 DE MAYO) CON UNA REFLEXIÓN, GUIADA POR PATRICIA SERNA, SOBRE LA FILOSOFÍA ANTE EL RETO DE LA DIVERSIDAD CULTURAL AQUÍ Y AHORA (¿DIÁLOGO PARA EL DESARROLLO O SOLILOQUIO PARA LA EXCLUSIÓN?)

Resultado de imagen de Chistes sobre contrastes entre occidente y Oriente
El Centro Municipal Integrado de El Llano (c/ Río de Oro, 37- Gijón) desarrollará el Martes, 30 de Mayo del 2017, a las 19’30 horas,  la sesión mensual del Foro Filosófico Popular “Pensando aquí y ahora” para continuar su programación del Primer Semestre de 2017 abordando el tema «La Filosofía ante el reto de la diversidad cultural aquí y ahora: ¿Diálogo para el desarrollo o soliloquio para la exclusión?»... 
Resultado de imagen de Chistes sobre conflictos interculturalesLa sesión se plantea como reflexión general y concreta sobre el propio sentido de la tolerancia ante la diversidad en este tiempo y este mundo donde las bases ética y étnicamente plurinacionales que dieron lugar a la constitución, moral y política, de los Estados modernos, hace poco más de dos siglos, se van viendo desbordadas por la polietnicidad derivada de sus prácticas colonialistas a lo largo del siglo XIX que hoy derivan en la generalización en el mundo económicamente desarrollado (y subdesarrollante) de las antiguas metrópolis, el llamado Norte, de flujos migratorios económicos y bélico-políticos masivos procedentes del mundo económicamente subdesarrollado (y desarrollante) de las viejas colonias, los países del llamado Sur… Se configura así una suerte de multiculturalismo por superposición, que se añade al conflicto cultural propio de las sociedades complejas (con fenómenos contraculturales que rechazan y dinamizan la cultura dominante; con subculturas, como la rural, la femenina o la de las opciones sexuales minoritarias, que tratan de resistir y modificar el carácter urbano, masculino y heterosexual de la cultura hegemónica;…). Paralelamente, cada yo que forma parte de la ciudadanía de estas sociedades se torna múltiple tanto en sus identidades dadas (género, etnia, clase social,…) como en las de adscripción voluntaria (relaciones sociales, religión, ideología, consumo,…), de tal suerte que sus manifestaciones identitarias (y su gestión de la alteridad) podrán ser muy diversas en el devenir del tiempo según la situación, el contexto de relaciones o el propio ánimo subjetivo… Vivimos, pues, un lugar y una hora donde las principales percepciones, actitudes y comportamientos ante “los otros” no pueden ya conformarse con una tolerancia discursiva al servicio de una gestión interesada y/o comercial del “juego de las alteridades” bajo las presiones homegeneizadoras del ser y el estar en nuestro mundo (que, por ejemplo, tratan de reducirlas a “identidades de consumo” o de integrarlas/someterlas a los discursos y prácticas de la tolerancia cero que, en realidad, sirven para legitimar el incremento del control social sobre mentes y cuerpos bajo distintas formas y grados de demonización y criminalización –véase, por ejemplo, Tolerancia Cero: Estrategias y prácticas de la sociedad de control, 2000, de Alessandro de Giorgi, o, en un plano más actualizado y local, In-tolerancia Cero: Un mundo con menos normas y sanciones también sería posible y quizás nos gustaría más, 2009, de Santiago Redondo Illescas). Y, por ello, debemos someter a crítica los propios procesos de construcción formal (normativa) de la tolerancia en nuestras sociedades, en cuanto se ven presididos, con demasiada frecuencia y tanto a nivel material como simbólico, por una concepción meramente mecánica (tolerancia como “desviación funcionalmente admisible de la norma”) al servicio de los intereses hegemónicos del mercado (como se ve nítidamente, por ejemplo, en propuestas viejas y nuevas ante la inmigración pluriétnica, como el llamado “contrato de integración”)… Sólo así podremos contribuir al debate y la reflexión compartida sobre la moralidad y viabilidad humana de las consecuencias políticas y sociales de esas orientaciones y prácticas (más allá del mero cálculo económico: “sólo el necio confunde valor y precio” diría Antonio Machado), intentando alumbrar algunas vías de resistencia material posible ante la sinrazón perpetuadora de esa cada día más visible e insoportable injusticia excluyente (que, por ende, es el caldo de cultivo más propicio para el odio, la violencia y el terror, como, por desgracia, se demuestra cada día).
Resultado de imagen de Chistes sobre conflictos interculturalesTodo ello ha de permitirnos tanto comprender (y denunciar) los peligros que acechan tras ese tipo de discursos y prácticas relativos a la gestión instrumental de la alteridad, como debatir de forma radical (yendo a las raíces) el papel del reconocimiento del otro en la problemática reconstrucción política de un verdadero pluralismo sociocultural. La evolución histórica de los fenómenos migratorios y cuantos han contribuido y contribuyen a la configuración de una realidad multicultural, de la percepción de los mismos y de sus reflejos en el tratamiento por el discurso de lo políticamente correcto (tan presente en la concepción, guías y manuales de la educación en valores o la  Educación para la Ciudadanía, convertidas hoy, Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa –LOMCE- por medio, en una educación para la cultura emprendedora que introducirá/reforzará en las enseñanzas medias materias como "Iniciación a la actividad emprendedora y empresarial", "Economía", "Tecnologías de la Información y la Comunicación", "Economía de la empresa", "Fundamentos de administración y gestión", insertándose incluso en otras materias mediante objetivos o criterios de evaluación como, por ejemplo, el de "comprender y apreciar la función axiológica de la Ética para establecer un sistema de valores que permita mejorar el clima laboral, comprendiendo que los valores éticos son clave para lograr el equilibrio entre innovación, sostenibilidad y competitividad", para la Filosofía de Primero de Bachillerato)… O sea que nuestra perspectiva crítica ante las formas, teóricas y prácticas, de afrontar la diversidad, como hecho, para buscar el pluralismo, como objetivo, ha de cuestionar también la supuesta necesidad de una (re)educación en valores (abstractos) de tolerancia o solidaridad, en tanto que su enfoque se encuentra firmemente asentado en las necesidades estructurales (demanda creciente, para empleos residuales de baja cualificación, de mano de obra precarizable y sumisa) del sistema de desarrollo económico neoliberal, que, por ejemplo, pasa del concepto “Europa fortaleza” a replantearse una “gestión de los flujos migratorios” no, desde luego, al debate sobre el reconocimiento universal de la libertad de tránsito y asentamiento de las personas, sino como respuesta instrumental ante las necesidades acuciantes de personal (precariamente) dedicado al trabajo de fuerza o a la atención a distintas formas de dependencia para compensar sus bajos índices de natalidad y el acelerado envejecimiento de su población… Hechos que cierran tristemente el círculo (muy vicioso), de nuevas necesidades de mano de obra para trabajos asistenciales “de bajo estatus” en el mundo rico…
Resultado de imagen de Chistes sobre conflictos interculturales¿Cabe pues, aquí y ahora, en estas sociedades “desarrolladas”, el ensayo de soluciones simples (como el mero filtrado u obstaculización de los “flujos de la desesperación” que ahora practica la, otrora acogedora y hoy descompuesta, Europa con quienes huyen del hambre o del terror cotidianos) como la mera exclusión o la expulsión selectiva manu militari, para los conflictos derivados de la construcción histórica de colectividades complejas?...  La tentación excluyente en este mundo globalizado e interconectado por y para el interés de sus amos, más allá de la exitosa propaganda neoliberal que tiñe el imaginario dominante, parece vana y absurda, pues, entre otras cosas, exigirá el continuo reforzamiento de esa manu militari (a la vez que se levantan muros cada vez más altos con “concertinas” cada vez más hirientes para los cuerpos desvalidos y los valores de la humanidad toda) que, ante la radical injusticia en el reparto mundial de la riqueza, resista por la fuerza la presión de los más desfavorecidos… ¿Es, tal vez, la respuesta más adecuada aquella que, partiendo del (re)conocimiento del otro, busca la realización material de las condiciones objetivas para el desbordamiento de la alteridad en un pluralismo complejo capaz de entender y posibilitar la convivencia a partir del propio conflicto inherente?... Y, ¿cómo hacerlo?.
Resultado de imagen de Chistes sobre diversidad culturalEste planteamiento será introducido, en sus aspectos conceptuales básicos, por el propio coordinador del Foro, José Ignacio Fernández del Castro, y desarrollado en su núcleo central por Patricia SERNA MENA, periodista de origen bilbaíno que desarrolló la mayor parte de su vida laboral en Asturias y reside ahora habitualmente en Brasil (se licenció, 1987-1991, en la Universidad del País Vasco; titulándose, 2000-2002, como Experta en Comunicación Institucional y Empresarial en la Universidad Complutense de Madrid; como periodista fue corresponsal, 1997-2002, de Canal 21/Retevisión, así como Directora de Producción y mítica presentadora del programa “La Buena Tarde” de la Radio del Principado de Asturias-RPA; también ha formado parte del Gabinete de Prensa, 1998-2000, de los Encuentros Internacionales de Juventud de Cabueñes, ha sido Responsable de Comunicación, 1996-2001, de Medicus Mundi Asturias; o asesora de comunicación, 2001-2008, del Ayuntamiento de Oviedo, entre otras responsabilidades), habiendo publicado recientemente la colección de relatos de ficción Colaterales (Septem, 2015) y recibido reconocimientos como el Premio Alcor de Periodismo.

Como siempre, se facilitará a las personas participantes un dossier elaborado por el propio coordinador del Foro con documentación sobre el tema abordado (incluyendo el guión de la sesión, recomendaciones bibliográficas y cinematográficas, e informaciones de interés). Tras las intervenciones (e, incluso, durante las mismas) habrá un debate general entre todas las personas presentes. 
Resultado de imagen de Chistes sobre conflictos interculturalesLa sesión, que se organiza en relación con el Día Internacional de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo (21 de Mayo) y para cuya preparación se ha proyectado, el 24 de Mayo, la película El señor Ibrahim y las flores del Corán (François Dupeyron, 2003),  tendrá lugar en el Aula 3 (Segunda Planta) con asistencia libre.

jueves, 20 de abril de 2017

EL CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO DEL LLANO CONTINÚA LA PROGRAMACIÓN DEL PRIMER SEMESTRE DE 2017 DE SU FORO DE FILOSOFÍA POPULAR (25 DE ABRIL) CON UNA REFLEXIÓN, GUIADA POR COVADONGA LINARES CARDOSO, SOBRE LA FILOSOFÍA ANTE UN PLANETA AMENAZADO AQUÍ Y AHORA (¿QUIÉN ESCUCHA LA VOZ DE LA “MADRE TIERRA”?)

Imagen relacionada
El Centro Municipal Integrado de El Llano (c/ Río de Oro, 37- Gijón) desarrollará el Martes, 25 de Abril del 2017, a las 19’30 horas,  la sesión mensual del Foro Filosófico Popular “Pensando aquí y ahora” para continuar su programación del Primer Semestre de 2017 abordando el tema «La Filosofía ante un planeta amenazado aquí y ahora: ¿Quién escucha la voz de la Madre Tierra?»... 
Resultado de imagen de Chistes sobre elrespeto a la Madre TierraLa sesión se plantea como reflexión general y concreta a partir de hechos como el de que la pérdida de diversidad biológica se ha convertido ya en una de las constantes ecológicas en nuestro planeta… Cada día desaparecen más y más especies y otras se sitúan en grave riesgo de desaparición (sin permitir un ritmo de “sustitución natural” por otras que aparecen o se consolidan)… Y, como resulta innegable que la biodiversidad es el mejor síntoma de riqueza natural (un bioma es indudablemente más rico cuanto mayor sea la diversidad biológica que atesora), debemos someter a análisis crítico las actividades humanas que, en su acelerada demanda de materias primas y energía, en su galopante acumulación de residuos biodestructores, la ponen en grave riesgo. En efecto, la relevancia de la biodiversidad no radica sólo (ni fundamentalmente) en sus aspectos ecológicos, sino también (y, acaso, sobre todo) en los económicos y científicos… Su propia dinámica evolutiva hace que “naturalmente” (en relación con el medio y sus cambios más o menos drásticos) estén desapareciendo de continuo unas especies y apareciendo otras; pero la actividad humana (desde las deforestaciones o la depredación abusiva hasta la contaminación específica o la emisión de gases que deriva en el calentamiento global) acelera drásticamente los cambios en numerosos habitats hasta poner en grave riesgo los seres vivos que los pueblan (o algunos de ellos, al menos, con nefastas consecuencias en la cadena trófica correspondiente). En suma, intervenciones que cuestionan severamente la propia relación del ser humano con el resto de los seres vivos (tal y como ya señalaba, en 1855, Seattle, Jefe de las tribus suquamish y duwamish, en su carta al presidente estadounidense Franklin Pierce ante la demanda de sus territorios que este le había hecho el año anterior, prometiendo crear una “reserva” para su pueblo), ponen en peligro la propia supervivencia… ¿Quiénes se preocupan hoy, aquí y ahora, por escuchar, extender, actualizar y dar sentido práctico a las viejas reflexiones del Jefe Seattle en nombre de la Madre Tierra?, ¿quiénes se muestran dispuestos a exigir que las actividades humanas favorezcan la biodiversidad en lugar de destruirla?.. ¿Quiénes, en suma, pueden y quieren dar el paso hacia una nueva ciudadanía global y responsable que anteponga la razón humana (universal y diacrónica, pero local y concreta) a los intereses coyunturales del beneficio inmediato para unos pocos?, ¿y cómo?.
Resultado de imagen de Chistes sobre elrespeto a la Madre TierraPorque, evidentemente, nuestra forma de vida sobre el planeta, ese sistema de desarrollo basado en la explotación y el consumo que despilfarra energía y acumula residuos, tiene mucho que ver en el asunto… Y ahora mismo, con Donald Trump y Kim Jong-un “jugando” a ver quién es más chulo (o, si se quiere, a ser los dioses de esta triste hora del planeta), como adolescentes que han sustituido los puños y los palos por el armamento más letal (incluyendo el nuclear), la cosa se pone especialmente fea (el primer presupuesto del recientemente elegido presidente estadounidense anuncia no sólo drásticos recortes en partidas sociales, cooperación y diplomacia –es decir, cuanto huela a políticas de equilibrio, consenso e igualdad en el interior y en el exterior-, sino también y muy especialmente la desaparición de todo impulso a políticas energéticas vinculadas a recursos alternativos y renovables y de cualquier atisbo de lucha contra el cambio climático, así como, en general, el desprecio y postergación de cualquier planteamiento ambientalista a favor de planes energéticos enraizados en las grandes transnacionales de los recursos fósiles y una vuelta al desarrollo de la gran industria contaminante y de la producción armamentística, lo cual no es extraño teniendo en cuanta dónde encontró sus principales valedores).
Resultado de imagen de Chistes sobre elrespeto a la Madre TierraPero el caso es que, haga lo que haga la primera economía mundial, la contaminación en sus diversas formas, el cambio climático, la deforestación y urbanización irracionales, etc. acorralan y esquilman cada día más el legado biológico de la Tierra.
Resultado de imagen de El Jefe Seattle sobre la Madre TierraIncluso ahora que la letanía de la crisis económica aún lo llena todo, con su relativa contención del consumo que la supuesta recuperación anunciada sólo logra reactivar muy lentamente, los reflejos en los medios de comunicación social de múltiples y continuos “desastres medioambientales” salpican nuestras miradas poniendo el énfasis sobre las acciones humanas que los provocan o favorecen… Y, con ello, nos lleva a examinar las consecuencias de la omnipresente crisis cíclica sobre la presencia y sentido de las “políticas medioambientales” en las agendas locales, nacionales e internacionales desde su voluntad de enfrentarse a los problemas más allá de los intereses que pueden oponerse (eventual o estructuralmente) a la misma. Porque, de hecho, aparecerá una cierta bipolarización, en este aspecto, en lo que se refiere al medio ambiente: por un lado, las urgencias derivadas de los muchos agujeros a tapar en lo inmediato se están aprovechando por el capitalismo depredador para alentar una ya muy evidente postergación de los planteamientos medioambientales por parte de las instituciones; por otro, la debacle de la producción y el consumo en el mundo económicamente desarrollado y subdesarrollaante está provocando una contención del despilfarro energético y, consiguientemente, de la emisión de agentes contaminantes, que resulta muy beneficiosa (o, en todo caso, menos perjudicial) para el planeta (incluyendo, la irrupción de ciertas propuestas públicas y, sobre todo, derivadas de la solidaridad y la cooperación entre iguales que apuntan, más o menos decididamente, a modos de vida ecológicamente más responsables y sostenibles en su vinculación con la naturaleza)  Esto, inevitablemente, nos lleva a renovar el debate sobre la sostenibilidad de nuestro modo de vida o la necesidad de redistribuir el desarrollo a la luz de propuestas prácticas como la de la teoría del decrecimiento.
Imagen relacionada
Porque, ¿cómo transformar hoy, aquí y ahora, nuestros hábitos para no apoyar el expolio sistemático del planeta (un expolio que sólo parece detenerse ante la inercial “sacralización de lo humano”, pues permite alegremente hasta que las grandes transnacionales agrarias se adueñen del patrimonio genético zoológico y botánico y sólo pone barreras a que se haga lo mismo con el de la especie humana)?, ¿cómo denunciar el sinsentido de nuestro modelo de crecimiento sin caer en la tentación de las débiles proclamas de “retorno a las cavernas” (o el temor a un nuevo medioevo, como de modo distinto y con distintas bases de voluntad/modelo alternativo o colapso/apocalipsis, vienen apuntando Umberto Eco, Furio Colombo, Francesco Alberoni y Giuseppe Sacco -Documenti su li nuovo medioevo, 1973-, Georges Duby -An 1000, an 2000. Sur les traces de nos peurs, 1995-, Jacques Le Goff -Un Autre Moyen Âge, 1999-, o Tammaso di Carpegna Folconieri -Medioevo militante. La politica di oggi alle prese con barbari e crociati, 2011-)?, ¿cómo forzar a esos políticos, que llevan las “Cumbres Ambientales” (del Cambio Climático a las Especies Amenazadas) de fracaso en fracaso, a cambiar sus estrategias ligadas a intereses económicos inmediatos en favor de la Humanidad (presente y futura)?... ¿Cómo armonizar, en fin, la posibilidad (y extensión) de una “buena vida humana”, con el fomento de la diversidad biológica entendido como respeto a la Naturaleza de la que, inevitablemente, formamos parte?.
Resultado de imagen de El Roto sobre el medio ambiente O, para decirlo con las propias palabras con las que el Jefe Seattle terminaba su carta, «¿Qué ha sucedido con el bosque espeso?. Desapareció… ¿Qué ha sucedido con el águila?. Desapareció…. La vida ha terminado. Ahora empieza la supervivencia.»
Resultado de imagen de Chistes sobre elrespeto a la Madre TierraTodo ello será introducido, en sus aspectos conceptuales básicos, por el propio coordinador del Foro, José Ignacio Fernández del Castro, y desarrollado, en su núcleo central por Covadonga LINARES CARDOSO, Profesora del Departamento de Biología y Geología del IES “Fernández Vallín” de Gijón, Licenciada en Bilogía por la Universidad de Oviedo (2009), primera promoción del Master de Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional (2009-2010), Becaria Predoctoral del Programa Severo Ochoa (2012-2014), y participante en diversos grupos de investigación y congresos internacionales, es autora de numerosas publicaciones (por ejemplo, La sostenibilidad de la cultura científica en la sociedad digital: utopías y perspectivas de futuro” en Ábaco 68-69: La sociedad digital, 2011: 37-42) centrados en sus principales áreas de interés académico: la educación mediática aplicada a la didáctica de las ciencias naturales, las tecnologías de la información y la comunicación en la educación, y la innovación en la educación científica.

Resultado de imagen de El Roto sobre el medio ambienteComo siempre, se facilitará a las personas participantes un dossier elaborado por el propio coordinador del Foro con documentación sobre el tema abordado (incluyendo el guión de la sesión, recomendaciones bibliográficas y cinematográficas, e informaciones de interés). Tras las intervenciones (e, incluso, durante las mismas) habrá un debate general entre todas las personas presentes. 
Resultado de imagen de Madre Tierra
La sesión, que se organiza en relación con el Día Internacional de la Madre Tierra (22 de Abril) y para cuya preparación se ha proyectado, el 19 de Abril, la película Jugando en los campos del Señor (Héctor Babenco, 1991),  tendrá lugar en el Aula 3 de la Segunda Planta, con asistencia libre.

viernes, 24 de marzo de 2017

EL CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO DEL LLANO CONTINÚA LA PROGRAMACIÓN DEL PRIMER SEMESTRE DE 2017 DE SU FORO DE FILOSOFÍA POPULAR (28 DE MARZO) CON UNA REFLEXIÓN, GUIADA POR YOLANDA DÍAZ COCA, SOBRE LA FILOSOFÍA ANTE LA LÍRICA DE LA VIDA AQUÍ Y AHORA (¿SIGUE SIENDO LA “POESÍA NECESARIA COMO EL PAN DE CADA DÍA”?)

Resultado de imagen de Forges y el deseo de ser poeta
El Centro Municipal Integrado de El Llano (c/ Río de Oro, 37- Gijón) desarrollará el Martes, 28 de Marzo del 2017, a las 19’30 horas,  la sesión mensual del Foro Filosófico Popular “Pensando aquí y ahora” para continuar su programación del Primer Semestre de 2017 abordando el tema «La Filosofía ante la lírica de la vida aquí y ahora: ¿Sigue siendo la “poesía necesaria como el pan de cada día”»... La sesión se plantea como reflexión general y concreta a partir de las emociones líricas (el enardecimiento admirativo que va de la canción al himno, la exaltación reflexiva de la oda, la melancolía meditabunda de la elegía, el ternurismo bucólico de la égloga, la mordacidad punzante de la sátira, el ingenio festivo del epigrama,…)  que se despiertan ante nuestra experiencia variopinta de la vida cotidiana… Y es que desde el dolor al placer, pasando por los diversos grados de tædium vitae, todo afecta nuestros latidos con ritmo lírico propio, con tonos y hálitos que han sido algunas (muchas) veces versificados de diversos modos.
Lo cierto es que en este tiempo de la llamada “sociedad de la comunicación” en el que se hacen aún más complejas y problemáticas las relaciones entre lenguaje, pensamiento y realidad, en el que se imponen fenómenos como el llamado “lenguaje políticamente correcto” que ponen sobre el tapete algunas paradojas y contradicciones derivadas de la políticamente interesada “desviación semántica” del lenguaje en nuestras sociedades, la expresión poética languidece en el mainstream de las industrias culturales a la vez que florece en los márgenes (digitales y urbanos) de los flujos comunicativos… Porque esos flujos son, sobre todo, “simbólicos” y se someten, en la práctica, a una dialéctica del poder simbólico a través de la cual los grupos socialmente dominantes imponen los significados acordes con sus intereses para construir representaciones de la realidad coherentes con su posición de dominio… Ajena a la poesía de la vida. ¿Cómo resistir y denunciar el imaginario de esta opresión simbólica, de esta sutil forma de multialienación del mundo globalizado, que arrasa nuestra capacidad de mirada lírica?. La cuestión acabará suscitando, inevitablemente, el debate entre posiciones críticas con la sociedad de consumo (desde la acción directa, no simbólica, planteada por Naomi Klein hasta el éxodo del Imperio para buscar otros mundos posibles, al estilo de Toni Negri; pasando por la propuesta de comunidades de creyentes frente al subjetivismo nómada, en el enfoque psicoanalítico de Slavoj Zizek) entendido como guía para una pedagogía de la resistencia (al estilo de Henry Giroux)…
Resultado de imagen de Forges y el deseo de ser poetaPero, en ese imaginario de la opresión simbólica también caben ciertas “líricas políticamente correctas” y, así, las poblaciones más bien pensantes del mundo rico alientan ciertos discursos líricos que fundan, consolidan y extienden un “imaginario de la miseria” ligado a una poética de la vida buena: llena de libertad, disposición absoluta del propio tiempo, relación respetuosa y enriquecedora con la naturaleza y los iguales.... Pero, claro, raros son los paladines de esos imaginarios poéticos de la miseria dispuestos a trasladarse a los lugares donde el “disfrute de tantas ventajas” es forzoso… Porque también es estadísticamente forzoso hacerlo durante una vida breve y pródiga en penurias.
Resultado de imagen de El Roto y el deseo de ser poetaPero vayamos al ámbito digital del florecimiento lítico más “resistente”… Las diversas formas de reproducción y pirateo cultural (facilitando “productos culturales” en soportes y a través de canales de distribución ajenos a la industria de promoción tradicional de los mismos), así como el creciente desprecio institucional (manifiesto en fórmulas como el drástico recorte de apoyos o los abusivos aumentos de impuestos) hacia un mundo de la cultura que el poder percibe como hostil (pese a su creciente sumisión), obligan al análisis crítico de los propios conceptos de “creación cultural” e “industria cultural”, así como de los cauces tradicionales de distribución de la cultura (con especial atención en el caso del libro) y las consecuencias que sobre los mismos tiene la irrupción de las llamadas nuevas tecnologías de la información y la comunicación (especialmente, con la posibilidad que Internet, como red, abre para hacer patente el carácter colectivo de la construcción del conocimiento y la “expresión del mundo”, incluido el artístico; así como para compartir diversos tipos de “productos culturales”).
Resultado de imagen de Forges y el deseo de ser poetaPorque, ¿cómo explicar que la proliferación y extensión (sociológica y psicológicamente avaladas), en el globalizado mundo de las telecomunicaciones de muestras de la expresión libérrima del sujeto, corra paralela con el incremento y expansión de nuevas y más dramáticas formas sociales de incomunicación personal y colectiva?... Repensar las complejas relaciones entre las formas y cauces de expresión convenientes al poder (que las impone como “gran cultura”, normalizada y normalizadora, y hasta como moral) y la diversidad vital (que debe encontrar recovecos, en las calles o en las redes, en las paredes o en las pantallas, donde mostrarse como subcultura o contracultura, anómala y disidente, hasta convertirse en verdadera ética de la resistencia), entre las necesidades de comunicación y la gestión cotidiana de las modos y canales comunicativos y relacionales, debiera permitirnos afrontar con más rigor y provecho a la paradoja de que “en la sociedad de la comunicación nadie se comunica (ni parece querer comunicarse) verdaderamente con nadie”… Nadie parece estar dispuesto a retomar el aliento centenario de la gran Gloria Fuertes (Madrid, 28 de Julio de 1917- 27 de Noviembre de 1998) cuando, con voluntad postista y marginal, acababa por decirnos aquello de «me manifiesto en poesía/ para tardar menos/ en deciros más.» (Historia de Gloria, 1983).
Imagen relacionadaEl ámbito digital hace evidente, en cualquier caso, que la “creación cultural”, en sentido estricto y como acto individual, ni existe ni puede existir, que la concepción renacentista del artista como “creador doliente desde la nada” responde (frente a la transgresora y jovial agudeza de la juglaría, como con mordaz gracia señala Rafael Reig en sus Señales de HumoManual de literatura para caníbales I, 2016-), primero, a intereses más ligados a los controles sociales sobre los usos y costumbres de las audiencias y, secundariamente, a los réditos de la “industria cultural” (reproductora y difusora de “productos culturales mercantilizados como textos impresos antes, ahora como blockbusters y bestsellers”)… Y es precisamente la irrupción y desarrollo de esas “industrias culturales” (con los consiguientes procesos de concentración de la cadena de valor tras la puesta el servicio del poder económico en el marco capitalista) lo que va catalogando su “mercancía” en función de distintos públicos-objetivo: cultura de masas/ cultura de élite...
Resultado de imagen de gloria fuertesPero hay mucho más... Los propios medios y soportes progresivamente implantados por las llamadas nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para las relaciones de comunicación en general (y de creación en particular) suponen cambios materiales muy evidentes: pensemos, por ejemplo en el paso de la vieja comunicación espistolar al correo electrónico, o del periodismo de opinión y las antiguas tertulias de café a los blogs y las redes sociales, o de las arcanas recopilaciones enciclopédicas del saber a las wiki, o de  las revistas científicas y culturales de papel a las revistas digitales … ¿Qué aportan (y qué hurtan) las redes sociales a los procesos de comunicación artística (desde la producción aficionada hasta las condiciones de posibilidad de una especie de búsqueda profesional de lo sublime)?. Es esta una cuestión ante la que parece imprescindible el replanteamiento de una alfabetización digital crítica y un análisis crítico de los  tópicos comunes al respecto (inmediatez, interrelación, cooperación, libertad, democratización del saber,…), ya sea para desbordarlas (al estilo de Evgeny Morozov en El desengaño de Internet, 2011), ya sea para situarnos en el umbral del pergeño de una suerte de teoría urgente (y provisional) de la comunicación artística en “tiempos TIC” capaz de asumir y explicar fenómenos específicos como la llamada Generación Nocilla, con sus propuestas fragmentarias, que hibridan géneros y disciplinas mezclando elementos de la “alta cultura” con otros de la cultura pop (sin desdeñar la apropiación de textos ajenos en nombre del “noble arte del reciclaje cultural” en una apuesta por el collage intertextual que con frecuencia, a través de estructuras abiertas, deriva en una suerte de literatura zapping) que justifica su consideración más propia como afterpop (tal como señala, por ejemplo, Eloy Fernández Porta –Afterpop, 2006- al poner el peso más en el uso de los “excedentes simbólicos” producidos por los medios de masas que en un carácter propiamente generacional). Y es que tales fenómenos literarios ponen de manifiesto que son éstos tiempos difíciles para repensar el papel de la intelectualidad como creadora y promotora de una producción cultural capaz de mejor interpretar el mundo para intentar transformarlo, ya que estamos sumidos en lo que Cornelius Castoriadis llamó El ascenso de la insignificancia (1996) y, para intentar escapar de ella, urge atisbar alguna respuesta a la paradoja señalada…
Resultado de imagen de Chistes sobre la poesíaPero, ¿qué sería de nosotros sin el recurso a un buen poema?. O, dicho de otro modo, sin renovar el espíritu del viejo Gabriel Celaya que decía que «Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,/ mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,/ fieramente existiendo, ciegamente afirmando,/ como un pulso que golpea las tinieblas,/ cuando se miran de frente/ los vertiginosos ojos claros de la muerte,/ se dicen las verdades:/ las bárbaras, terribles, amorosas crueldades./  Se dicen los poemas/ que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,/ piden ser, piden ritmo,/ piden ley para aquello que sienten excesivo…» (“La poesía es un arma cargada de futuro”, en Cantos íberos, 1955).
Se trata, en suma, de dar voz lírica a los nadies de los que hablaba Galeano, de poner en verso el hálito del movimiento de los indignados (según el título que recibiera del librito-llamada, Indignez-vous! -¡Indignaos!-, de Stéphane Hessel de 2010) que, especialmente en los años 2011 y 2012, mostró el hartazgo popular extendiéndose por las calles y plazas de todo el mundo,  desde el 15M y la ocupación de la madrileña Plaza de Sol (junto a las más emblemáticas de cientos de ciudades españolas) hasta Occupy Wall Street, pasando por las cuarenta mil personas que el 29 de mayo de 2011 llenaron con sus quejas la Plaza Syntagma de Atenas, denunciando la imposición de un pensamiento único (mediante las industrias de control simbólico ligadas a la “cultura oficial”, frente a cualquier tentación de pensamiento crítico divergente, frente a cualquier tentación crítico-poética en definitiva. Porque aquel grito de “¡No nos representan!” situó en el debate público la crisis de las democracias representativas en un mundo globalizado que desplaza los centros de toma de decisión política desde las instituciones gubernamentales de los Estados hacia los Consejos de Administración de las grandes empresas transnacionales y supuso, sobre todo, una verdadera deslegitimación lírica (urbana) de unas instituciones pseudodemocráticas y, con ello, de sus instrumentos de dominio: unos medios de comunicación social comprados y usados por el propio poder económico para construir cosmovisiones e imaginarios colectivos que “naturalicen”, antilíricamente, el estado de cosas y criminalicen cualquier poética alternativa...
Resultado de imagen de poemas con imágenes de gloria fuertesAsí que, ¿cómo tornar, en suma, en este contexto (en el que«vivimos a golpes y a penas si nos dejan/ decir que somos quien somos») y frente a tanta poesía de cámara (esa cuyos «cantares [son con] pecado un adorno») en los cenáculos del poder, siempre al servicio de los imaginarios hegemónicos de lo establecido (al fin y al cabo es «la poesía concebida como un lujo/ cultural por los neutrales/ que, lavándose las manos, se desentienden y evaden,/ […] la poesía de quien no toma partido hasta mancharse»), “la funesta manía de cantar lírica y críticamente el mundo” por las calles y por los muros, por cualquier resquicio de las pantallas digitales, en ese «arma cargada de futuro», siguiendo los anhelos de Celaya?. ¿Cómo crear la conciencia de esa «poesía para el pobre, poesía necesaria/ como el pan de cada día,/ como el aire que exigimos trece veces por minuto,/ para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica»?; ¿cómo lograr, pasando a Gloria Fuertes otra vez, «inquietarnos por curar las simientes,/ por vendar corazones y escribir el poema/ que a todos nos contagie» (“No perdamos el tiempo” en Antología y poemas del suburbio, 1954)?... Porque, a fin de cuentas: «Este mundo resulta divertido,/ pasan cosas señores que no expongo,/ se dan casos, aunque nunca se dan casas/ a los pobres que no pueden dar traspaso./ Sigue habiendo solteras con su perro,/ sigue habiendo casados con querida,/ a los déspotas duros nadie les dice nada,/ y leemos que hay muertos y pasamos la hoja,/ y nos pisan el cuello y nadie se levanta,/ y nos odia la gente y decimos: ¡la vida!/ Esto pasa señores y yo debo decirlo.» (Todo asusta, 1954).
Imagen relacionadaTodo ello será introducido, en sus aspectos conceptuales básicos, por el propio coordinador del Foro, José Ignacio Fernández del Castro, y desarrollado, en su núcleo central por Yolanda DÍAZ COCA, Profesora del Departamento de Lengua Castellana y Literatura del IES “Calderón de la Barca” de Gijón, que fuera directiva del Ateneo Obrero de Gijón y antógoga literaria desde La máquina del cuento (Clepsidra, 1991) hasta la reciente Memoria de Eleuterio Quintanilla (Ateneo Obrero de Gijón, 2015), que va dejando estela de su condición de narradora, que hibrida el realismo mágico con la sobriedad norteña, y de poeta, que bebe en la última generación de la lírica norteamericana, en revistas literarias como Lúnula.
Resultado de imagen de Acción poéticaComo siempre, se facilitará a las personas participantes undossier elaborado por el propio coordinador del Foro con documentación sobre el tema abordado (incluyendo el guión de la sesión, recomendaciones bibliográficas y cinematográficas, e informaciones de interés). Tras las intervenciones (e, incluso, durante las mismas) habrá un debate general entre todas las personas presentes. La sesión, que se organiza en relación con el Día Mundial de la Poesía (21 de Marzo) y para cuya preparación se ha proyectado (precisamente el 21 de Marzo) la película La ciencia del sueño (Michel Gondry, 2006),  tendrá lugar en el Aula 3 de la Segunda Planta, con asistencia libre.