viernes, 17 de noviembre de 2017

Continúa la Segunda Parte del II Ciclo de Cine Científico en el CMI Ateneo de La Calzada con una aventura espacial de supervivencia (21 de Noviembre de 2017, 19 horas)

LogoII Ciclo de Cine Científico
Segunda Parte
CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO "ATENEO DE LA CALZADA"
7, 14, 21 y 28 de Noviembre de 2017

¡¡Continuamos con una "historia marciana" de supervivencia!!
CMI Ateneo de La Calzada (c/ Ateneo Obrero de La Calzada, 1- 33213 Gijón- Teléfono 985181403)


Martes, 21 de Noviembre de 2017- 19'00 horas
Resultado de imagen de Marte de Ridley ScottMarte (The Martian)
de Ridley SCOTT
 [Estados Unidos, 2015, 142 minutos]
El retorno de Ridley Scott a las viejas aventuras espaciales de supervivencia revitaliza el género y a su director, tras muchos años de travesía de un desierto creativo, porque The Martian va mucho más allá de la aparente sobriedad de la ciencia ficción más dramática con una verosimilitud en el acercamiento a los detalles de la lucha por la vida que se torna más realista, en su cuidado afán por evitar cualquier trampa metafísica o  sensiblera, que la mayoría de los discursos sobre el presente… El astronauta Mark Watney (Matt Damon) es considerado muerto cuando, en el transcurso de una misión tripulada a Marte, se ve envuelto en una tormenta atroz… Así que sus compañeros deciden abandonar su supuesto cadáver y emprender el regreso a la Tierra. Sin embargo Mark ha sobrevivido a duras penas y acaba encontrándose retenido en la adversa soledad del “planeta rojo”. Allí, casi sin provisiones, sólo podrá recurrir a su ingenio y a su voluntad de supervivencia para reorganizar sus saberes y escasos recursos en busca de un contacto con la Tierra que le permita mostrar que sigue vivo.
Sincero homenaje al ingenio humano cargado de sana ironía, Marte (siguiendo la novela homónima de Andy Weir publicada en 2011) obtuvo el reconocimiento en las mejores galas (desde los Oscar a los Globos de Oro, pasando por los BAFTA) en base a un espectacular tratamiento visual sin más meta que la más excelsa y exquisita de las diversiones, lo que no es poco.



https://cultura.gijon.es/noticias/show/37256-ii-ciclo-de-cine-cientifico
Asesoría y presentaciones: José Ignacio Fernández del Castro
Resultado de imagen de Gijón conCiencia

jueves, 9 de noviembre de 2017

Continúa la Segunda Parte del II Ciclo de Cine Científico en el CMI Ateneo de La Calzada con una mirada sobre la dramática historia de Turing (14 de Noviembre de 2017, 19 horas)

LogoII Ciclo de Cine Científico
Segunda Parte
CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO "ATENEO DE LA CALZADA"
7, 14, 21 y 28 de Noviembre de 2017

¡¡Continuamos con un dramático biopic histórico!!
CMI Ateneo de La Calzada (c/ Ateneo Obrero de La Calzada, 1- 33213 Gijón- Teléfono 985181403)


Martes, 14 de Noviembre de 2017- 19'00 horas
Imagen relacionadaDescifrando Enigma
(The Imitation Game) de Morten Tyldum
 [Reino Unido, 2014, 114 minutos]
Elegante biopic sobre la peripecia vital del lógico, matemático y criptógrafo inglés Alan Turing en su participación en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) al servicio de la inteligencia británica, The Imitation Game se constituye, en realidad, mucho más que en una hagiografía de uno de los padres de la computación o en una indagación sobre los “enigmas” de las personas concretas, en una firme denuncia de cómo, con demasiada frecuencia, nos vemos forzados a encriptar nuestros afectos y nuestra forma de ser para resistir la violencia “normalizadora” del poder… Alan Turing, en efecto, fue reclamado por el ejército británico, en base a su fama como criptólogo y matemático, para desarrollar un sistema automático de descifrado de los códigos secretos nazis de la máquina Enigma. Lo consiguió en un verdadero encierro con unas pocas mujeres y hombres (sección Naval Enigma de Bletchley Park), contribuyendo de forma decisiva (se calcula que su intervención acortó la guerra entre dos y cuatro años) para inclinar la balanza de la contienda en favor de los Aliados. Y, sin embargo, lejos de ser admirado y reconocido como héroe, su condición homosexual derivaría en una acusación formal por “indecencia grave y perversión sexual”; así que, juzgado y condenado en 1952, se le dio a elegir entre la cárcel o la castración química. Acabó eligiendo ésta última y tras las alteraciones producidas por el proceso de hormonación con estrógenos, acabó apareciendo muerto envenenado con cianuro en 1954.

La pulcra puesta en escena (a partir del libro Alan Turing: The Enigma, 1983, de Andrew Hodges), donde nada está fuera de lugar o tiempo, y la impresionante interpretación de Benedict Cumberbatch permiten a Morten Tyldum pasar con naturalidad del relato casi anecdótico del reclutamiento a la tensión del reto intelectual en tiempos bélicos (sin eludir sus dilemas morales), para derivar hacia un final de tristeza humana desgarradora… Triunfo de la ciencia aplicada y fracaso de la humanidad cuyo retrato sería profusamente reconocido en las mejores galas (desde los Oscar a los Globos de Oro, pasando por los BAFTA) y festivales (como el de Toronto).


Asesoría y presentaciones: José Ignacio Fernández del Castro
Resultado de imagen de Gijón conCiencia

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Segunda Parte del II Ciclo de Cine Científico en el CMI Ateneo de La Calzada (7, 14, 21 y 28 de Noviembre de 2017)

LogoII Ciclo de Cine Científico
Segunda Parte
CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO "ATENEO DE LA CALZADA"
7, 14, 21 y 28 de Noviembre de 2017

¡¡Continuamos!!
CMI Ateneo de La Calzada (c/ Ateneo Obrero de La Calzada, 1- 33213 Gijón- Teléfono 985181403)
Martes, 7 de Noviembre de 2017- 19'00 horas
Resultado de imagen de HerHer de Spike Jonze
 [Estados Unidos, 2013, 126 minutos]
Peculiar comedia romántica con leve ficción tecnológica, la espléndida Her  logra, con aliento tan visionario como tradicional, conmovernos a partir de la exploración de una idea abstracta: la prospección de las creíbles relaciones entre seres humanos (que tantas veces nos comportarnos como máquinas) y sistemas operativos (que en ocasiones parecen incorporar verdadero hálito humano)… Theodore (Joaquin Phoenix) es, como tantos, un ser solitario al borde del divorcio en una sociedad tecnológica y mínimamente futura… Su trabajo consiste en redactar cartas en nombre de terceras personas, para lo que acaba por hacerse con un nuevo sistema operativo basado en los desarrollos de la Inteligencia Artificial. En realidad, el sistema ha sido diseñado para satisfacer cualquier necesidad del usuario y, sorprendentemente, Samantha, nombre que da a su voz femenina (prestada para la ocasión y en la versión original por Scarlett Johansson), va creando poco a poco una verdadera conexión romántica con Theodore.

Paradójica y aguda reflexión sobre nuestras relaciones personales con la tecnología en un mundo que, cada vez con mayor fuerza, nos condena a la soledad humana mientras nos hace más dependientes de máquinas, Her fue recogiendo una larga lista de reconocimientos en las más brillantes galas (incluyendo los Oscar o los Globos de Oro) por su extraña e intensa emotividad, debida tanto a la provocadora pasión conceptual del guión y la dirección de Spike Jonze como a la insólitamente conmovedora ternura de la interpretación de un Joaquin Phoenix muy alejado de sus tonos habituales.

Martes, 14 de Noviembre de 2017- 19'00 horas
Imagen relacionadaDescifrando Enigma
(The Imitation Game) de Morten Tyldum
 [Reino Unido, 2014, 114 minutos]
Elegante biopic sobre la peripecia vital del lógico, matemático y criptógrafo inglés Alan Turing en su participación en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) al servicio de la inteligencia británica, The Imitation Game se constituye, en realidad, mucho más que en una hagiografía de uno de los padres de la computación o en una indagación sobre los “enigmas” de las personas concretas, en una firme denuncia de cómo, con demasiada frecuencia, nos vemos forzados a encriptar nuestros afectos y nuestra forma de ser para resistir la violencia “normalizadora” del poder… Alan Turing, en efecto, fue reclamado por el ejército británico, en base a su fama como criptólogo y matemático, para desarrollar un sistema automático de descifrado de los códigos secretos nazis de la máquina Enigma. Lo consiguió en un verdadero encierro con unas pocas mujeres y hombres (sección Naval Enigma de Bletchley Park), contribuyendo de forma decisiva (se calcula que su intervención acortó la guerra entre dos y cuatro años) para inclinar la balanza de la contienda en favor de los Aliados. Y, sin embargo, lejos de ser admirado y reconocido como héroe, su condición homosexual derivaría en una acusación formal por “indecencia grave y perversión sexual”; así que, juzgado y condenado en 1952, se le dio a elegir entre la cárcel o la castración química. Acabó eligiendo ésta última y tras las alteraciones producidas por el proceso de hormonación con estrógenos, acabó apareciendo muerto envenenado con cianuro en 1954.

La pulcra puesta en escena (a partir del libro Alan Turing: The Enigma, 2014, de Andrew Hodges), donde nada está fuera de lugar o tiempo, y la impresionante interpretación de Benedict Cumberbatch permiten a Morten Tyldum pasar con naturalidad del relato casi anecdótico del reclutamiento a la tensión del reto intelectual en tiempos bélicos (sin eludir sus dilemas morales), para derivar hacia un final de tristeza humana desgarradora… Triunfo de la ciencia aplicada y fracaso de la humanidad cuyo retrato sería profusamente reconocido en las mejores galas (desde los Oscar a los Globos de Oro, pasando por los BAFTA) y festivales (como el de Toronto).

Martes, 21 de Noviembre de 2017- 19'00 horas
Resultado de imagen de Marte (The Martian)Marte (The Martian)
de Ridley Scott
[Estados Unidos, 2015, 142 minutos]
El retorno de Ridley Scott a las viejas aventuras espaciales de supervivencia revitaliza el género y a su director, tras muchos años de travesía de un desierto creativo... Porque The Martian va mucho más allá de la aparente sobriedad de la ciencia ficción más dramática; y lo hace con una verosimilitud en el acercamiento a los detalles de la lucha por la vida que se torna más realista, en su cuidado afán por evitar cualquier trampa metafísica o  sensiblera, que la mayoría de los discursos sobre el presente… El astronauta Mark Watney (Matt Damon) es considerado muerto cuando, en el transcurso de una misión tripulada a Marte, se ve envuelto en una tormenta atroz… Así que sus compañeros deciden abandonar su supuesto cadáver y emprender el regreso a la Tierra. Sin embargo Mark ha sobrevivido a duras penas y acaba encontrándose retenido en la adversa soledad del “planeta rojo”. Allí, casi sin provisiones, sólo podrá recurrir a su ingenio y a su voluntad de supervivencia para reorganizar sus saberes y escasos recursos en busca de un contacto con la Tierra que le permita mostrar que sigue vivo.

Sincero homenaje al ingenio humano cargado de sana ironía, Marte (siguiendo la novela homónima de Andy Weir publicada en 2011) obtuvo el reconocimiento en las mejores galas (desde los Oscar a los Globos de Oro, pasando por los BAFTA) en base a un espectacular tratamiento visual sin más meta que la más excelsa y exquisita de las diversiones cinematográficas... Lo que no es poco.

Martes, 28 de Noviembre de 2017- 19'00 horas
Imagen relacionada¡Olvídate de mí! (Eternal Sunshine of the Spotless Mind) de Michel Gondry
[Estados Unidos, 2004, 108 minutos]
Comedia dramática de leve ciencia ficción, Eternal Sunshine of the Spotless Mind (verso de un poema de Alexander Pope, 1688-1744, ya utilizado por el guionista Charlie Kaufman en Cómo ser John Malkowich –Spike Jonze, 1999-) nos remite al enfrentamiento entre el amor y el desamor en un contexto del control de los recuerdos… Joel (Jim Carrey) se siente desolado al enterarse de que su novia Clementine (Kate Winslet) ha puesto en marcha el borrado en su memoria de todo recuerdo de su conflictiva relación. Por ello, busca al científico que ha creado el proceso, el Dr. Howard Mierzwiak (Tom Wilkinson), para que borre también a Clementine de su propia memoria; pero, al ir desapareciendo sus recuerdos, llega el momento en el que redescubre su profundo amor por Clementine, lo que le llevará a una lucha denodada, en lo más recóndito de sus circuitos neuronales, para intentar frenar el flujo que va suprimiendo esas gozosas evocaciones. Así que, pese a la invasión que el equipo científico del Dr. Mierzwiak hace de sus almacenes de memoria para “limpiarlos”, a Joel cada vez le resulta más evidente que no puede (ni quiere) “quitarse a su amor de la cabeza”...
Una asombrosa conjunción de talento en la que dos genios iconoclastas y siempre dispuestos a aventurarse más allá de las convenciones, el guionista neoyorkino Charlie Kaufman (que recibiría el Oscar por esta película) y el director francés Michel Gondry (en su segundo largometraje tras una exitosa carrera en el mundo de los videoclips y la publicidad), vuelven a lograr lo imposible: desatar nuestras emociones con una narración dirigida al cerebro… Y es que, reconocida en las más prestigiosas galas (desde los Oscar a los BAFTA, pasando por los César o los Globos de Oro) y convertida en película de culto, Olvídate de mí profundiza con brillantez visual, a través de los conflictos entre las posibilidades que abre el avance científico y la propia esencia de lo humano, en la construcción del yo como memoria de los afectos.

Asesoría y presentaciones: José Ignacio Fernández del Castro
Resultado de imagen de Gijón conCiencia

Lavaremos los párpados en Ciaño con las canciones de nuestra vida narradas por Belén Suárez Prieto e interpretadas por Pequeño Club Imposible (3-11-2017)

Resultado de imagen de Cauce del Nalón
PRESENTA:
Resultado de imagen de Lavar los párpados bajo la lluvia
Las canciones:
lavar los párpados en la lluvia
(Gijón, Rema y Vive, 2017)
En la conferencia "Las canciones: Lavar los párpados en la lluvia" se planteará la relación entre eso que llamamos “las canciones de nuestra vida” (que, en su caso, preside sin duda Leonard Cohen) y la determinación de los hitos y momentos de la vida misma… Así irá repasando decenas de canciones y artistas en las claves de su genio y en la capacidad para proyectar significados vitales. En su discurso se irán intercalando las interpretaciones en directo de algunas piezas por el
Pequeño Club Imposible.

Presentan:
Jorge Menéndez Alonso (Editorial Rema y Vive)
y
José Ignacio Fernández del Castro (Cauce del Nalón)

Pasea por la música de nuestra vida:Foto del perfil de Belén Suárez Prieto, La imagen puede contener: una persona, sonriendo, primer plano
BELÉN SUÁREZ PRIETO (autora del libro)
Con el acompañamiento de los sones de:
PEQUEÑO CLUB IMPOSIBLE
[Formación de guitarras y voces constituida por el dúo de veteranos músicos asturianos Pablo Moro e Ivo Pérez]

Con el impulso de: Resultado de imagen de Editorial Rema y Vive



Y el apoyo de: Imagen relacionadaResultado de imagen de La Nueva España de las Cuencas


Belén Suárez Prieto (Oviedo, 1968), Licenciada en Filología Hispánica y profesionalmente correctora de textos en la Junta General del Principado, siempre ha volcado sus pulsiones culturales en diversos medios de comunicación (de la Cadena SER a Asturias24, de Drugstore a El Cuaderno, por ejemplo) en los que ha colaborado y colabora hablando de literatura, viajes o música. Como lo hace en su página web belensuarezprieto.com… A la vez que desarrolla el amor por su ciudad en las redes para sacudirle la caspa de Vetusta y mostrar su fuerza vital en todos sus latidos (haciéndolos converger, por ejemplo, en rincones como aquellos míticos desayunos colaborativos "sin papeles" de Ca Beleño), incluyendo el impulso de un variopinto compromiso social con las necesidades más urgentes de la sociedad que la rodea.

sábado, 28 de octubre de 2017

EL CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO DEL LLANO CONTINÚA, EL MARTES 31 DE OCTUBRE, LA PROGRAMACIÓN DEL TERCER CUATRIMESTRE DEL 2017 DE SU FORO DE FILOSOFÍA POPULAR CON UNA REFLEXIÓN FILOSÓFICA SOBRE LAS ESTADÍSTICAS AQUÍ Y AHORA (MÁS ALLÁ DEL «REDUCCIONISMO MATEMÁTICO» DE LA VIDA?)

Resultado de imagen de El Roto sobre las Matemáticas
El Centro Municipal Integrado de El Llano (c/ Río de Oro, 37- Gijón), en su sesión del mes de Octubre-2017 (Martes, 31, a las 19’30 horas)  del Foro Filosófico Popular “Pensando aquí y ahora” abordará el tema «La filosofía ante las estadísticas aquí y ahora: Más allá del “reduccionismo matemático” de la vida». La sesión se plantea como reflexión general y concreta que parte del hecho histórico de un nacimiento y desarrollo  interconectado de filosofía y matemáticas (ciencia, en general) en la antigüedad clásica..  En efecto, el primero de los protofilósofos presocráticos, Tales de Mileto (Mileto, hacia el 620- 546 a.N.E.​), era bien conocido por sus descubrimientos matemáticos (como el Teorema que, de forma poco cabal, lleva su nombre), frecuentemente asentados sobre prácticas de agrimensura (a las que retornaban con ventaja funcional… Y para Pitágoras de Samos (Samos,​ Islas Espóradas Orientales, hacia 569-Metaponto, Bernalda, 475 a.N.E.) y sus discípulos de la Escuela de Crotona (también discípulas, pues fue la primera escuela de conocimiento de la antigüedad en contar con mujeres) no era ya sólo que el mundo estuviera escrito en lenguaje matemático, como diría más de veinte siglos después Galileo Galilei (Pisa, Toscana, 1564- Arcetri, Toscana, 1642), sino que directamente estaba hecho de objetos matemáticas, de números: de puntos (el uno), líneas (el dos), planos (el tres) y volúmenes (el cuatro); números cuya suma, en medio del aire místico de la escuela, remitía al 10 (1+2+3+4), la sagrada Tetractys (Τετρακτύς) cuyo símbolo es un triángulo formado por cuatro filas de puntos en reducción… Y, en la institucionalización de la fisosofía, Platón (Atenas o la Isla de Egina, 427- 347 a.N.E.), que tenía fuerte ascendencia pitagórica a través de su amistad con Arquitas de Tarento (hacia el 430- 360 a.N.E.), hizo que figurase en el friso de su Academia (fundada en el 387 a.N.E.) el lema “No entre el que no sepa geometría” (ἀγεωμέτρητος μὴ εἰσίτω).
Resultado de imagen de El Roto sobre las MatemáticasEn suma, nos dice el profesor de ciencias matemáticas y de filosofía en la Universidad Carnegie Mellon (Pittsburgh, Pensilvania, Estados Unidos) Jeremy Avigad que “El conocimiento matemático ha sido considerado por mucho tiempo como un paradigma del conocimiento humano con verdades que son a la vez necesarias y ciertas, por lo que dar una explicación del conocimiento matemático es una parte importante de la epistemología. Los objetos matemáticos, tales como los números y los conjuntos, son ejemplos arquetípicos de abstracciones, dado que el tratamiento de tales objetos en nuestro discurso es como si fueran independientes del tiempo y el espacio, encontrar un lugar para los objetos de este tipo en un marco más amplio del pensamiento es una tarea central de la ontología, o metafísica. El rigor y la precisión del lenguaje matemático depende del hecho de que está basado en un vocabulario limitado y una gramática muy estructurada, y las explicaciones semánticas del discurso matemático a menudo sirven como punto de partida de la filosofía del lenguaje. Aunque el pensamiento matemático ha demostrado un alto grado de estabilidad a través de la historia, su práctica también ha evolucionado con el tiempo, y algunos desarrollos han provocado controversia y debate; clarificar los objetivos básicos de esta práctica y los métodos apropiados es, por lo tanto, una tarea metodológica y fundacional importante, situando la filosofía de las matemáticas dentro de la filosofía general de la ciencia”. Para Bertrand Russell (Introduction to Mathematical PhilosophyCapítulo 1, 1918), por su parte, las matemáticas son un estudio que, cuando se parte de sus partes más comunes, puede llevarse a cabo en cualquiera de dos direcciones opuestas: la búsqueda de la expansión del propio conocimiento. Por un lado, y, por otro, la dotación de sólidos fundamentos. Tal distinción, no obstante, no radica en la materia objeto de estudio, sino en la actitud mental de quien la estudia... Para expresarlo de otro modo, tal y como necesitamos dos tipos de instrumentos, telescopio y microscopio, para ampliar nuestras capacidades visuales, también necesitamos dos tipos de instrumentos para la ampliación de nuestras capacidades lógicas: una para hacernos avanzar hacia las matemáticas superiores, y la otra para permitirnos volver la mirada hacia los fundamentos lógicos de cuanto estamos inclinados a dar por sentado en las matemáticas: mediante el análisis de las nociones matemáticas ordinarias iremos adquiriendo una nueva perspectiva, nuevos poderes y nuevos medios para llegar a nuevos temas matemáticos más complejos, pero ello exigirá que toda adopción de nuevas líneas de avance, recupere nuestro viaje hacia atrás, para revisar y cimentar rigurosamente los fundamentos… En las palabras de Imre Lakatos (“Infinite regress and foundations of mathematics”, en Mathematics, science and epistemology (Imre Lakatos: Philosofhical Papers, Vol. 2). Editado por John Worrall y Gregory Currie, 1978: 4): «Al discutir los esfuerzos modernos para establecer los fundamentos del conocimiento matemático, uno tiende a olvidarse que son solo un capítulo en el gran esfuerzo para superar el escepticismo a través del establecimiento los fundamentos para el conocimiento en general. El objeto de mi contribución es mostrar la filosofía matemática moderna como profundamente insertada en la epistemología general y como siendo sólo entendible en ese contexto [El énfasis es del propio Lakatos.]
Resultado de imagen de Forges sobre las MatemáticasNuestro Miguel de Guzmán lo tiene muy claro (“Filosofía y matemáticas”: http://www.mat.ucm.es/catedramdeguzman/drupal/migueldeguzman/legado/historia/matematicaEnLaCulturaHumana/02matyfil ): «Pero hay otros aspectos interesantes de la matemática que atraen de modo natural al filósofo. La dinámica interna del pensamiento matemático, la lógica de su estructura, simple, tersa, sobria, clara, hacen de ella un modelo de reflexión fiable que suscita el consenso de todos. Los filósofos interesados en aclarar los misterios del conocimiento humano han visto en el pensamiento matemático un campo ideal de trabajo donde poner a prueba sus hipótesis y teorías»… ​ Y Mario Bunge va aún más lejos y sugería ya en La ciencia, su método y su filosofía (1960) que las matemáticas son no sólo el fundamento del quehacer científico sinó también del filosófico.
Resultado de imagen de Forges sobre las MatemáticasEn realidad, durante mucho tiempo la opinión general era la que marcaba Carl Friedrich Gauss (sí, el constructor de la famosa campana de Gauss como representación gráfica de las características y resultados que que se distribuyen según una “curva normal” en la población): «La matemática es la reina de las ciencias y la aritmética es la reina de las matemáticas. Ella a menudo se digna a prestar un servicio a la astronomía y a otras ciencias naturales, pero en todas las relaciones, tiene derecho a la primera fila»… Una primacía que, como señala por ejemplo José Luis Gómez Pardo (“Observaciones sobre la naturaleza de la Matemática”, en Luis Puelles y otros, edición de Wenceslao J. González: Aspectos Metodológicos de la Investigación Científica: Un Enfoque Multidisciplinar, 1988: 127), hundía sus raíces en la tradición  platónica, en cuanto que, en ella, son las matemáticas el origen y fundamento de la teoría de las formas o ideas, siendo la idealización/abstracción de los entes matemáticos la que inspira y se transforma en la idealización de los entes físicos y psíquicos: la verdad matemática, por su invariabilidad en el tiempo, es el modelo a seguir en todo conocimiento intelectual, y el método deductivo, que partiendo de axiomas y definiciones llegaba a la demostración de teoremas, servía de prestigioso modelo de razonamiento a todo saber. Vemos así como en el diálogo platónico doctrinal Menón o de la Virtud, el personaje Sócrates ejerce la mayéutica para,  a través de preguntas y respuestas, lograr que un esclavo tracio alcance por su propio razonamiento una verdad matemática; toda una exposición/demostración, en “relato  popular”, de cómo las matemáticas están en el alma humana, ya que en ella está presente el logos que gobierna el mundo material mediante las proporciones aritméticas y geométricas, por lo que sólo se requiere la introspección (anamnesis, ἀνάμνησις, porque “conocer es recordar”) para volvernos conscientes de ese saber interno. Es la posición conocida como realismoplatonismo o realismo platónico y «de manera muy esquemática, puede sintetizarse en la creencia de que los objetos matemáticos son reales y su existencia es un hecho objetivo e independiente de nuestro conocimiento de los mismos.... existen fuera del espacio y del tiempo de la experiencia física y cualquier pregunta significativa sobre ellos tiene una respuesta definida. Así el matemático es, en este sentido, como un científico empírico que no puede inventar ni construir sino solo descubrir algo que ya existe».
Sin embargo, a finales del siglo XIX todo cambió con el inicio de la llamada crisis de los fundamentos que Javier De Lorenzo (La matemática: de sus fundamentos y crisis, 1998) nos presenta así: «La imagen tradicional de las matemáticas (formal e infalible) fue cuestionada a raíz de la llamada "crisis de los fundamentos de las matemáticas", que sucedió en el siglo XIX. Dicha "crisis" se originó principalmente por dos descubrimientos: primero el de las geometrías no euclidianas y, segundo, el de la teoría de los conjuntos.»… Ampliándolo desde la perspectiva del propio José Luis Gómez Pardo (Op.cit.: 125- 156): Hasta bien entrado el siglo XIX, la geometría era universalmente considerada la rama más firme del conocimiento... La Geometría era, simplemente, el estudio de las propiedades del espacio. Estas se manifestaban como verdades objetivas, universalmente válidas para la mente humana. Durante el siglo XIX sucedieron “varios desastres que iban a cambiar completamente esta situación. El primero fue el descubrimiento de geometrías no euclídeas, al que inmediatamente siguió otro desastre mayor: el desarrollo del análisis por caminos contrarios a la intuición geométrica (curvas que llenan el espacio, funciones continuas no diferenciables, etc) lo que puso de manifiesto la gran vulnerabilidad del único fundamento que hasta entonces tenían las Matemáticas: la intuición geométrica. Esto era una auténtica catástrofe puesto que en algún sentido implicaba la pérdida de la certeza, no solo en la Matemática sino en todo el conocimiento humano… Se pensó entonces buscar otra “base segura” para fundamentar las Matemáticas, y así Dedekind y Weierstrass mostraron como era posible construir el análisis -el continuo- a partir de la Aritmética. Parecía que todo volvía a estar en orden, pues nadie dudaba de la certeza proporcionada por nuestra intuición de contar y así los números enteros serían la nueva base segura para todo el edificio matemático... En matemáticas, el Programa de Hilbert [formulado por el matemático alemán David Hilbert en la década de 1920] fue una solución propuesta ante la crisis fundacional de las matemáticas, en épocas en que en los primeros intentos por clarificar los fundamentos de la matemática contenían paradojas e inconsistencias. Como solución, Hilbert propuso basarse en todas las teorías existentes para formar un conjunto de axiomas finito y completo, y proveer prueba de que esos axiomas eran consistentes. El alemán propuso que la consistencia de sistemas más complicados, como el análisis real, podrían ser probados en términos de sistemas más simples. Últimamente, la consistencia de toda la matemática puede ser reducida a aritmética básica… No obstante los teoremas de incompletitud de Gödel [formulados por el matemático austrohúngaro Kurt Gödel] demostraron en 1931 que el programa de Hilbert era inalcanzable. En su primer teorema mostró que cualquier sistema consistente con un conjunto computable de axiomas, capaz de expresión aritmética nunca puede ser completo: es posible construir una afirmación que puede ser demostrada como verdadera, pero no puede ser derivada de las reglas formales del sistema. En su segundo teorema, Gödel mostró que un sistema como aquel no podría probar su propia consistencia, de modo que tampoco puede ser usado para probar la consistencia de nada más fuerte [esto contradijo la suposición de Hilbert de que un sistema finitista podía ser usado para probar la consistencia de una teoría más fuerte]… Pero el intento de fundamentar rigurosamente la Matemática iba a ser llevado un paso más lejos por Frege, quien comenzó un ambicioso programa para basar las Matemáticas en la Lógica, a través de la Aritmética. Este fue el punto de partida de la escuela logicista que más tarde seria continuada por Russell y Whitehead. La idea logicista consistía en demostrar que la Matemática clásica era parte de la lógica, de modo que una vez culminado su programa podría asegurarse que la Matemática estaba libre de contradicción al menos en la misma medida que la propia lógica. Sin embargo, ya en ese momento se habían hecho unos descubrimientos que iban a sacudir completamente este optimismo dejando de nuevo a la Matemática sin fundamentos seguros. En efecto, la construcción del continuo a partir de la Aritmética se basaba en la Teoría de Conjuntos de Cantor, que también había sido utilizada por Frege en sus fundamentación de la Aritmética. Pero la teoría de Cantor, y en particular su hipótesis básica sobre la existencia de conjuntos encerrada en su definición: “un conjunto es cualquier colección de objetos distintos de nuestra intuición o nuestro pensamiento”, que puede ser traducida por “cualquier condición determina un conjunto”, iba a revelarse inconsistente.
Resultado de imagen de Chistes sobre las Matemáticas«Esa crisis dio origen a varias tentativas de resolución, lo que, a su vez, dio origen a tres corrientes principales: las escuelas intuicionista, logicista y formalista (esa es la visión general o común, algunos incluyen otras escuelas, tales como el fenomenalismo de Husserl​). Argumentalmente esas tentativas fueron infructuosas lo que dio origen a otras escuelas, tanto derivadas de las anteriores  ​como de otras percepciones básicas -por ejemplo, del empirismo. Sin embargo, y argumentablemente, la situación todavía no se ha resuelto del todo.» (ver, por ejemplo, S. Lindström, E. Palmgren, K. Segerberg, y V. Stoltenberg-Hansen (editores): Logicism, Intuitionism, and Formalism: What Has Become of Them?, 2009).​ Ferran Mir Sabaté sintetiza (“La polemica intuicionismo formalismo en los años 20”, en Cuaderno de Materiales 23, 2011: 557-574): «Las discusiones posteriores sobre la filosofía matemática (la metamatemática) ilustrarán las distintas concepciones de la disciplina. Durante los años 20s se desarrollará un profundo debate sobre las bases de las matemáticas que, a pesar de su cierre aparente, sigue vigente en nuestros días».
Resultado de imagen de Chistes sobre las MatemáticasAsí, que, en medio de tanta crisis de fundamentos y del fracaso relativo de distintos ensayos de solución metamatemática, comienza a florecer, sin resistirse casi nunca a las tentaciones instrumentales, lo que algún Catedrático de Ciencias Matemáticas definía con ironía como “una rama de la Teología”, la Estadística… Algo, por cierto, muy útil (sobre todo para quienes pretenden controlar los procesos) en tiempos de progresiva mundialización capitalista, en los que todo está presidido por la ley de los grandes números, en las que anticipar tendencias supone ventajas de mercado, en las que lo macroeconómico (y lo macro, en general) se impone a lo microeconómico (y a lo micro, en particular), en los que el fenómeno migratorio se torna en un problema de flujos y no de personas con necesidades vitales… De ahí lel progresivo perfeccionamiento de instrumentos para la medida de correlaciones que se aplican luego a fenómenos en función de intereses comerciales, evitando cuidadosamente la atención a variables intermediarias relevantes (por ejemplo, entre hábitos de consumo asociados, sin atender a sus posibles “daños colaterales” económicos o físicos); del cálculo preciso de los márgenes de error en encuestas utilizadas para la proyección resultados electorales (entendidos como “consumo político”) o de otros tipos de consumo, eludiendo impactos de situación coyuntural o manipulando muestras… En un mundo en el que nos levantamos cada día, acaso maldiciendo nuestra propia somnolencia (tras haberse pasado la noche anterior en embobado deleite ante el ascenso de la insignificancia, Castoriadis dixit, quintaesenciado en cualquier subproducto televisivo al uso) y las exigencias del curro (o la maldición del paro), bajamos a la calle y acaso encuentramos algún “transeúnte menesteroso” maldurmiendo tpdavía  en algún banco (de los de madera) mientras otros “indigentes de caché” van despertando y desocupando los rincones más propicios al “descanso alternativo” (soportales, techumbres más o menos precarias o “acogedores umbrales” con cajero automático de los otros bancos) envueltos en sus cobijas de cartón y con su exiguo equipaje de harapos como almohada, para dejar esos espacios libres al tránsito de la “población normalizada” (no por Gauss, o acaso un poco); si tenemos tiempo para tomarnos un café, seguramente alguien, con el que nadie habla si no es para echarle con cajas destempladas del local (¡al fin y al cabo es una molestia, abstracta, que sólo se podrá convertir en una persona, concreta, a través de algún incidente o delito!), dejará junto a nuestra taza una tarjeta presuntamente llena de penurias que no nos molestaremos en leer; y, después, de pelearnos (calladamente) con el despotismo de nuestros jefes y de imponer (sonoramente) nuestro “docto parecer” a nuestros subordinados, y/o después de enfrentarnos gallardamente a los sinsentidos administrativos y los mantras evasivos de cualquier servicio de atención al cliente, al regresar a casa nos toparemos, mientras hacemos las últimas compras del día, con unos “mendigos de supermercado” luciendo su puesto preferente (acceso a algunas monedas de las vueltas, a algún producto de primera necesidad que lava “malas conciencias burguesas”, a alguna compensación por sujetar una mascota mientras sus dueños hacen consumo,…); y ya, al acercarnos a nuestra casa nos cruzaremos con varios seres, de sexos, edades y etnias diversas pero una común apariencia mísera, abriendo y revolviendo contenedores de basura (“a veces, con un poco de suerte, es posible encontrar algo de justicia en la basura”, El Roto dixit)… Antes, en medio y después de la jornada nos salpicarán de todos los medios de comunicación posibles con “estadísticas sobre la realidad” capaces de legitimar, según quién las use, que “todo va bien, dentro de lo que cabe, y vivimos en el mejor de los mundos posibles” o “todo va fatal, hasta extremos insoportables, y es necesario y urgente un cambio radical”… En realidad, en unas y otras estadísticas, en ambos mantras irreconciliables, hay algo común: se difuminan todas esas injusticias concretas y cotidianas, todos esos seres con nombre e historia (y hasta nosotros mismos), bajo la frialdad de la estadística… Porque la estadística, en su afán de rápida princelada omnicomprensiva, supone siempre una “naturalización” del estado de cosas (el orden o el caos de este mundo, según se mire); y lo hará con afán muy preciso. Para crear necesidades o fomentar actitudes, para asentar principios o demonizar identidades; para dar ”base científica (numérica, matemática)”, en fin, a las creencias que forman parte del imaginario colectivo. Para vender (por ejemplo, la convicción de que los cítricos son la principal fuente de vitamina C procede de la crisis de su venta en época del descubrimiento de dicha vitamina, ligada al ácido ascórbico, hace ochenta y cinco años: las campañas basadas en “bases científicas· eludieron, claro, señalar que existen otras fuentes mucho más efectivas, con aporte de más vitamina C natural por unidad de peso, como los pimientos o las coles de Bruselas, que aportan el doble, el perejil, que lo cuadriplica, o, entre las propias frutas, las fresas, la frambuesa, la grosella, el kiwi o la papaya aportan bastante más), para “legitimar” decisiones y reclamaciones políticas (veremos, por ejemplo, como quienes quieren inversión pública en la atención a alguna de las llamadas “enfermedades raras” lo harán utilizando los números absolutos de personas, ciudadanas del país, que la padecen e incluso algún caso concreto con nombres y apellidos; mientras quienes se encargan de la gestión económica de la sanidad pública utilizarán siempre porcentajes de incidencia en la población total, siempre bajísimos por la propia definición estadística del concepto de “enfermedad rara”), para dar carta de naturaleza a orientaciones macroeconómicas globales (como cuando el Fondo Monetario Internacional, en el Capítulo 4 de su Informe sobre la estabilidad financiera mundial 2012, aborda el problema del incremento acelerado de las que  la terminología buenista de la ONU llama “las personas de edad” advirtiendo que “la prolongación de la esperanza de vida acarrea costos financieros” para toda la economía: a través de los planes de jubilación y la Seguridad Social para los gobiernos, a través de los planes de prestaciones definidas para las empresas, a través de la venta de rentas vitalicias para las compañías de seguros, a través de obstáculos para el acceso a prestaciones garantizadas para la ciudadanía, calculando, en proyección estadística de trazo grueso, que, si la esperanza de vida aumentase de aquí a 2050 tres años más de lo previsto, los costes del envejecimiento poblacional, “que ya son enormes”, se incrementarían en un 50%, “son docenas de billones de dólares”, para “legitimar” con más precisión sus recomendaciones  a los países para que “neutralicen financieramente los peligros de vivir más años de lo esperado” para lo que “es necesario combinar aumentos de la edad de jubilación [bien por imposición del gobierno o de forma voluntaria] y de las contribuciones a los planes de pensiones con recortes de las prestaciones futuras”, porque “si no es posible incrementar las contribuciones o subir la edad de retiro, posiblemente haya que recortar las prestaciones”; y, ¡voilà!, el primer paso urgente para ejecutar ese plan de acción debería ser “que los gobiernos reconozcan que se encuentran expuestos al la longevidad, y, a partir de ahí, se muestren prestos para “adoptar métodos para compartir mejor el riesgo con los organizadores de planes de pensiones del sector privado y los particulares”, y, por ende, “recurrir a los mercados de capital para transferir el riesgo de longevidad de los planes de pensiones a quienes tienen más capacidad para gestionarlo”)... Bien, vemos que la estadística es usada torticeramente como base legitimadora de políticas de consumo ligadas a intereses de producciones concretas, de políticas sanitarias de desatención selectiva, de políticas globales de demonización de fenómenos (que convierten, por elemplo, la longevidad en un riesgo, en “una carga insoportable para la sociedad” y en “una rémora para su desarrollo”) capaz de esencializar principios meramente ideológicos (“la gestión privada siempre es más eficiente que la pública”) que en realidad no son sino una falaz petición de principio…  Pero también, como apuntamos más arriba, puede ser manipulada de diversos modos (véase, por ejemplo, Cómo mentir con estadísticas, 1982, de Darrell Huff) al servicio de intereses bastardos (ocultando variables intermediarias relevantes en estudios correlacionales al servicio de intereses meramente comerciales, mangoneando muestras y poblaciones en encuestas para distorsionar resultados según el interés de quien las encarga,…)… O, simplemente, acumulando tal número de datos y cifras en el discurso público que lo tornen ininteligible salvo para un versado especialista (problema acrecentado por una endeblísima formación estadística de la ciudadanía, como apuntaba ya John Allen Paulos en El hombre anumérico: El analfabetismo matemático y sus consecuencias, 1988). Así que, como autodefensa, desconfíese, en primer lugar, de todo discurso público o mediatico que oculte su imaginario social bajo rutilantes y profusos ropajes estadísticos (el propio Paulos divulgó orientaciones muy útiles al respecto para quien consume noticias en Un matemático lee el periódico, 1995)…
Pero, ante un poder que se manifiesta aquí y hora, primero y ante todo, como poder simbólico, imponiendo los grupos dominantes los significados acordes con sus intereses para construir representaciones de la realidad coherentes con su posición de dominio… ¿Cómo resistir y denunciar el imaginario de esta opresión simbólica, de esta sutil forma de multialienación del mundo globalizado que no duda en adornarse con ropajes estadísticos como instrumento de legitimación?. Y, ¿cómo socializar la ciencia matemática (y la estadística, en particular) para resistir y evitar su perversión y su prostitución en el discurso político al servicio de los imaginarios hegemónicos de lo establecido?... Si, como soñaron los racionalistas y John Allen Paulos acaba diciendo, La vida es matemática (Las ecuaciones que explican los avatares de nuestra biografía, 2015), ¿cómo convertir ese saber en “un arma cargada de futuro” (que diría Pablo Milanés) capaz de denunciar sus propios usos torticeros para evitar que los objetos matemáticos aplasten los hálitos y esperanzas de los sujetos humanos?.

Resultado de imagen de El Roto sobre las MatemáticasTodo ello será desarrollado, en sus aspectos conceptuales básicos y ejemplos problemáticos, por el propio coordinador del Foro, José Ignacio Fernández del Castro (Profesor de Filosofía de Secundaria). Como siempre, se facilitará a las personas participantes documentación sobre el tema abordado (incluyendo el guión de la sesión, recomendaciones bibliográficas y cinematográficas, e informaciones de interés), en un dossier elaborado por el coordinador del Foro. Tras su intervención (e, incluso, durante la misma) habrá un debate general entre todas las personas presentes. La sesión (que se celebra en relación con el Día Mundial de la Estadística, 20 de Octubre) tendrá lugar en el Aula 3 de la Segunda Planta, con asistencia libre.

sábado, 23 de septiembre de 2017

EL CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO DEL LLANO ACOGE EL MARTES, 26 DE SEPTIEMBRE, COMO INICIO DE LA PROGRAMACIÓN DEL TERCER CUATRIMESTRE DEL 2017 DE SU FORO DE FILOSOFÍA POPULAR A LOS FILÓSOFOS VIAJEROS JUAN JESÚS ALONSO MENÉNDEZ Y JOSÉ PAREJO MOTA PARA CONTRIBUIR A UNA REFLEXIÓN FILOSÓFICA SOBRE EL PLACER DE CONOCER MUNDO AQUÍ Y AHORA (ROMPIENDO LA DICOTOMÍA ENTRE TURISTAS Y VIAJEROS)

Resultado de imagen de El Roto sobre Turistas
 El Centro Municipal Integrado de El Llano (c/ Río de Oro, 37- Gijón), inicia ela Programación del Tercer Cuatrimerstre 2017, en su sesión del mes de Septiembre (Martes, día 26, a las 19’30 horas)  del Foro Filosófico Popular “Pensando aquí y ahora”, abordará el tema «La filosofía y el placer de conocer mundo aquí y ahora: Rompiendo la dicotomía entre turistas y viajeros»
Imagen relacionada
La sesión se plantea como reflexión general y concreta, partiendo del hecho histórico de que la propia filosofía tiene un origen inequívocamente viajero, preparado, entre el siglo VI y el IV a.N.E.,  en las colonias griegas de la Jonia y de la Magna Grecia, que seguían el modelo organizativo de la polis helénica, y “oficializado” en la Atenas del siglo IV a.N.E., instante a partir del cual su momento teórico (totalizador) exige la derivación de un momento práctico (particularizador) que incluirá una reflexión sobre la alteridad, sobre la “realidad otra” tanto en sus aspectos más ligados a las relaciones humanos de convivencia (civitas o la ciudad como unidad administrativa de la ciudadanía y el paisanaje) como a los físicos y arquitectónicos (urbs o la ciudad como espacio construido frente a la naturaleza no alterada en diversidad de paisajes). Es decir, el propio momento fundacional de la Filosofía (y su preparación en los siglos anteriores) es inseparable de la curiosidad (del asombro del que nos hablaba Platón), del afán por “conocer mundo”, en sus paisajes y sus paidanajes, en lo cercano (nomos) y lo lejano (cosmos)… Sin la fusión de las culturas doria y aquea, sin el proceso de colonización de la Jonia y de la Magna Grecia, sin los viajes de Tales a Egipto o los conflictivos contactos con Persia, la tarea filosófica habría sido imposible por innedesaria.  La alteridad es pues, probablemente, el reto filosófico esencial (véase, por ejemplo, Soi-mëme comme un autreSí mismo como otro-, 1990, de Paul ricoeur) y la condición misma de la filosofía, que sólo pudo nacer ante ella y en los interrogantes sobre ella (que, entre otras cosas, exigen el cuestionamiento de uno mismo).

Resultado de imagen de Chistes sobre Turistas
En cualquier caso, más allá de la mera curiosidad por el mundo, los interrogantes ante la alteridad y el afán de conocer sus peculiaridades, el vórtice permanente que, mezclando/separando seres humanos en tránsito constante, configura históricamente urbes y transforma paisajes y paisanajes, nos lleva a un presente cuajado en los flujos multiculturales migratorios crecientes, económica o bélicamente forzados, tanto en procesos intraestatales de abandono masivo del medio rural (la no ciudad) para asentar precariamente esas poblaciones en las grandes urbes (también en el Sur), como interestatales de abandono masivo de los países económicamente más subdesarrollados y desarrollantes (el llamado Sur) para acceder en condiciones de gran vulnerabilidad a los centros urbanos de los países económicamente desarrollados y subdesarrollantes (el llamado Norte)… En efecto, ese Norte, se convierte en un foco de atracción irresistible (fuertemente mediado por por el “espejismo” que pergeñan los nuevos mass media globalizados) para millones de seres humanos que apenas pueden sobrevivir precariamente en su Sur de origen… Esta migración económica, unida al propio carácter plurinacional y poliétnico de la constitución de los Estados-nación contemporáneos, convierte las ciudades del presente en un abigarrado muestrario de diversidad humana, en un ámbito radicalmente multicultural, en un inevitable encuentro de alteridades… Pero esa diversidad humana está forzada a asumir unas condiciones de desigualdad (económica, de aceso al bienestar y también a los espacios y paisajes más privilegiados) insoportables que la dichosa crisis económica, lejos de los alientos iniciales de cambios en un sistema (el capitalismo globalizador) con inevitables tendencias especulativas (catapultadas por la llamada revolución de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación hacia una perversa financiarización de la economía mundial), parece claro que será pagada, una vez más y de forma más escandalosa que nunca, por quienes nada han tenido que ver en su generación (como señala El Roto en alguno de sus chistes, a las poblaciones menos favorecidas, del medio rural o del mundo económicamente subdesarrollado y desarrollante, las víctimas eternas de todas las crisis y las excluidas de todas las bonanzas, sólo les queda permanecer en sus modos de vida miserables para mantener el atractivo turístico que facilite la llegada de viajeros más o menos ocasionales del medio urbano o del mundo económicamente desarrollado y subdesarrollante con sus migajas, porque, si sus formas de vida se hacen menos precarias, perderán todo encanto ante los turistas potencialmente dadivosos)...

Evidentemente, es este un triste espectáculo más del mundo postmoderno y su “¡sálvese quien pueda!”, pero nos plantea algunas cuestiones radicales de gran interés filosófico: ¿cómo garantizar entonces, hoy, aquí y ahora, el sostenimiento de la cohesión social indispensable para una buena y próspera convivencia en medio de una alteridad tan problemática e injustamente escindida (incluso en sus afanes, urgencias y expectativas de tránsito)?, ¿cómo asumir, desde los distintos focos de emisión y recepción de los flujos viajeros, la diferencia normativa, radical en tantas ocasiones, sin renunciar a la esencia misma de su pluralismo constitutivo?... ¿Cómo asumir, por los “territorios desfavorecidos (pero peculiares)”, la frustración de sus aspiraciones y esperanzas en una perpetuación de la misera relativa (y hasta absoluta)?...
Resultado de imagen de El Roto sobre Turistas

Y, sin embargo, entre las poblaciones más bien pensantes de quienes gozan de todos los derechos florecen los discursos mediáticos que fundan, consolidan y extienden un “imaginario de los territorios pobres (pero peculiares)” ligado a una poética de la vida buena: llena de libertad, disposición absoluta del propio tiempo, relación respetuosa y enriquecedora con la naturaleza y los iguales (imaginario que aparece, por ejemplo, de manera nítida en el mensaje de la película Bestias del sur salvaje, 2012, de Ben Zeitlin)... Pero, claro, raros son los paladines de esos imaginarios poéticos dispuestos, salvo por imperiosa necesidad (económica) personal o colectiva, a trasladarse a los lugares donde el “disfrute de tantas ventajas” es forzoso… Acaso, entre otras razones, porque es estadísticamente forzoso también hacerlo durante una vida breve y pródiga en penurias. Y, así, la vivencia de esos tránsitos territoriales y geográficos entre mundos cada vez más antagónicos (rural/urbano, secano/humedales, aislamiento/hipercomunicación, periferia/centro,...) se torna en verdadera desigualdad y segregación espacial ante las presiones homogeneizadoras de nuestras ciudades (¿para qué hacer turismo si todo se parece más cada día?, El Roto dixit), incapaces aquí y ahora de someter a crítica los diversos tratamientos y propuestas políticas de transformación del territorio que suponen, de hecho, procesos personales y colectivos de pérdida de identidad, extrañamiento y, en general, exclusión…

Resultado de imagen de Chistes sobre TuristasEn realidad, la relevancia de la etnodiversidad no radica sólo (ni fundamentalmente) en sus aspectos culturales, sino también (y, acaso, sobre todo) a la capacidad especifica de la propia humanidad para enfrentarse a su supervivencia a largo plazo, y en buena medida el éxito de “los territorios del pluralismo acogedor” deriva de su capacidad para concentrar recursos y formas de vida que maximizan sus expectativas…
Resultado de imagen de Chistes sobre viajeros


Porque, ¿quiénes se preocupan hoy, aquí y ahora, en el tiempo de la globalización, por escuchar, extender, actualizar y dar sentido crítico a las viejas prácticas ligadas a la cohesión social en la diversidad?, ¿quiénes muestran su disposición a exigir que las actividades humanas favorezcan la etonodiversidad en lugar de destruirla?. ¿Quiénes, en suma, pueden y quieren dar el paso hacia una neva ciudadanía global y responsable que anteponga la razón humana (universal y diacrónica, pero local y concreta, siempre nómada –como diría Rafael Argullol: Aventura, una filosofía nómada, 2000-) a los intereses coyunturales de la desigual gestión de los flujos y los tránsitos humanos?, ¿quiénes se muestran realmente en disposición de contribuir, desde el afán de (re)conocer la alteridad, al equilibrio territorial en un mundo más amable y habitable, menos inhóspito?... Y, ¿cómo hacerlo desde la práctica del viaje como instrumento para satisfacer ese afán?.
Resultado de imagen de Chistes sobre viajerosSe trata, ni más ni menos, que de pergeñar las líneas de fuerza (ideas, políticas, acciones colectivas y comportamientos individuales) más coherentes con la apuesta por una verdadera ciudadanía planetaria y con territorios acogedores para todos... Unas líneas que deben realizar la síntesis crítica de la dialéctica turista/viajero, como enfrentamiento del punto de vista del turista que ocupa su tiempo de ocio en viajar como "masa difusa e informe" (esa que saca fotos constantemente sin preocuparse por qué es lo que fotografía, esa que te mete el sobaco pestilente por las narices, esa que suda copiosamente mientras pasa de una piel blanca nuclear al rojo cangrejo sobre unas chanclas con calcetines, etc.) al del viajero que, con ciertos intereses culturales amplios, se envuelve de un espíritu aventurero no ajeno al riesgo de una decisión vital de experimentar otros espacios, otras gentes y otras situaciones como modo de vida (se tenga o no la intención de un posterior "retorno a alguna suerte de normalidad sedentaria"). Una distinción que debe hacerse consciente de que, sin ese “turismo informe y masivo” los monumentos y paidajes de los que tanto gusta quien se considera viajero, no existirían ya; pero, además, ¿qué derecho tiene nadie a ejercer ese clasismo (una especie de perversa aporofobia cultural) para situarse por encima de la “masa turística difusa” como "viajeros con conocimiento en intereses precisos"?...
Y es que, ¿cómo avanzar hacia las verdaderas condiciones de posibilidad de una erradicación universal de la desigualdad injusta (también en nuestros tránsitos por el mundo y por la vida, también en nuestras concepciones del viaje) como base de un ejercicio generalizado de la filosofía mundana, en su constante nomadismo crítico?.
Resultado de imagen de Humor sobre turistasEstas reflexiones, que serán introducidas problemáticamente en sus aspectos básicos por el Coordinador del Foro, José Ignacio Fernández del Castro, encontrarán su contrapunto en las voces de Juan Jesús ALONSO MENÉNDEZ [profesor de Filosofía en el IES “Doña Jimena” de Gijón, comentarista de televisión, grandes acontecimientos deportivos y literatura filosófica (bajo el pseudónimo de Antonio Rico) en el diario La Nueva España, cofundador de la Editorial Rema y Vive dedicada a la difusión de reflexiones sobre diversos aspectos de la cultura popular -en ella acaba de publicar este mismo año Seis viajes (más uno) a las Maravillas del Mundo Antiguo-, y atento viajero que suele aprovechar sus vacaciones para recorrer con espíritu abierto y emoción poco contenida los paisajes y paisanajes que son vestigio presente del origen de nuestra civilización] y José PAREJO MOTA [profesor de Filosofía en diversos institutos andaluces y asturianos, recientemente retirado de la docencia en el IES “Mata  Jove” de Gijón, con una una extensa biografía de conspicuo viajero desde su época de militante antifranquista hasta el presente de turista jubilado, pasando por su aventura Colombiana como profesor del Colegio Español en Bogotá y mediador en las conversaciones entre el gobierno y las guerrillas o la búsqueda de sus raíces étnicas en la India –en 2013 ha hecho una revisión lírica de buena parte de esas experiencias en el poemario Sueño sin alas-].
Resultado de imagen de Forges y las guías turísticasComo siempre, se facilitará a las personas participantes documentación sobre el tema abordado (incluyendo el guión de la sesión, recomendaciones bibliográficas y cinematográficas, e informaciones de interés), en un dossier elaborado por el propio coordinador del Foro, José Ignacio Fernández del Castro. Tras las intervenciones (e, incluso, durante las mismas) habrá un debate general entre todas las personas presentes. La sesión se celebrará en las Aulas de la Segunda Planta, con asistencia libre.

Resultado de imagen de sobre viajerosEsta sesión del Foro Filosófico “Pensando Aquí y Ahora” se celebra en  relación con el Día Mundial del Turismo (27 de Septiembre).