viernes, 20 de abril de 2018

EL CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO DE EL LLANO SIGUE, EL MARTES 24 DE ABRIL, LA PROGRAMACIÓN DEL PRIMER SEMESTRE DE 2018 DE SU FORO DE FILOSOFÍA POPULAR CON UNA REFLEXIÓN FILOSÓFICA SOBRE LA MÚSICA DEL MUNDO AQUÍ Y AHORA (DE LA VIDA COMO “JAM SESSION”)


Resultado de imagen de Humor gráfico musical
El Centro Municipal Integrado de El Llano (c/ Río de Oro, 37- Gijón), en su sesión del mes de Abril-2018 (Martes, 24, a las 19’30 horas),  del Foro Filosófico Popular “Pensando aquí y ahora” abordará el tema «La filosofía ante la música del mundo aquí y ahora: De la vida como “jam sesión”». La sesión se plantea como reflexión general y concreta, sobre cómo, más allá del sentido que el concepto y prácticas de industria cultural da a la música en las sociedades complejas complejas contemporáneas, como parte esencial de su “configuración simbólicas”, la recepción, gestión y difusión de sonidos capaces de provocar sensaciones, evocar situaciones o, en general, entretener está vinculada a la propia capacidad humana de interrelacionarse con el medio y “comunicarse” con él...
Resultado de imagen de El Roto y la música ¿Quién no ha sentido, incluso en su más tierna infancia sin formación alguna, que una brisa enrredada en las ramas de los árboles le transportaba a otros lugares maravillosos?, ¿quién no ha evocado nostálgicamente, a través del sonido de las olas, episodios de su propia vida con la distancia de las mejores historias ajenas?... ¿Quién puede, en suma, permanecer ajeno en su vida al poder del sonido para serenarnos o irritarnos?.
Resultado de imagen de Forges y la músicaY ese es el latido que recoge la música de la calle, esejazz arrancado de los sones de los esclavos negros en los campos de algodón del sur norteamericano para ir perfilando en la densa humareda de cualquier garito mil historias trágicas o gozosas… Que son el latido del mundo. Y por eso el poder intentará controlar ese latido, imponiendo los grupos dominantes los sones más acordes con sus intereses comerciales y, sobre todo, más útiles para construir representaciones de la realidad, imaginarios colectivos, coherentes con su posición de dominio… ¿Cómo resistir y denunciar el imaginario de esta opresión simbólica/musical, tan manifiesta en cuanto comparemos lo que se oye en tres o cuatro radiofórmulas o en cuanto echemos una ojeada a cualquier lista de éxitos, de esta sutil forma de multialienación sonora del mundo globalizado?. La cuestión acabará suscitando, inevitablemente, el debate entre posiciones críticas con la sociedad de consumo (desde la acción directa, no simbólica, del fomento de la música aficionada y su difusión directa en las calles, en los bares, en las redes, hasta el éxodo del mainstream para buscar otros espacios y cauces posibles para la producción y difusión musical; pasando por el fomento de comunidades musicales como formas de vida frente al subjetivismo nómada de nuestras sociedades, tan bien caracterizado por Slavoj Zizek o por Byung-Chul Han) entendido como guía para una pedagogía de la resistencia (al estilo de Henry Giroux) también en nuestro latido musical… En suma, ¿cómo recobrar, aquí y ahora, en un mundo en el que sólo cobramos sentido como “agentes de consumo”, el sentido de la vida como «jam session»?.
Resultado de imagen de Forges y la músicaEste planteamiento será introducido problemáticamente por el propio coordinador del Foro, José Ignacio Fernández del Castro, y contará, para su desarrollo, con la aportación de Avelino ALONSO RODRÍGUEZ, que, con la Facultad de Historia y Geografía de la Universidad de Oviedo como alma mater, ha desarrollado su vida profesional y vocacional fundamentalmente en dos campos: el de la gestión cultural pública (primero en el área de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo y, por fin, como Director, desde su fundación hasta muy recientemente, del CMI “Ateneo de La Calzada”, con un paso temporal por la Dirección de la Universidad Popular de Gijón) y el de la creación, interpretación y fomento de la música profesional y aficionada (como guitarrista y compositor vinculado a las músicas de vanguardia a través de la fundación y dirección del grupo Quasar GEM, con grabaciones para RNE o SFA Records; como profesor de guitarra en la Escuela de Música de Gijón; o, hasta la actualidad, como Director del Coro “Luís Quirós” de La Calzada; pasando por su vinculación a “Voces en Off”, asociación para el fomento de la música contemporánea, o a la dirección del grupo de música renacentista “Gorgias Consort” o del Coro Femenino “Rosario Acuña” de La Calzada).
Resultado de imagen de Humor gráfico musicalComo siempre, se facilitará a las personas participantes documentación sobre el tema abordado (incluyendo el guión de la sesión, recomendaciones bibliográficas y cinematográficas, e informaciones de interés), en un dossier elaborado por el coordinador del Foro. Tras las intervenciones previstas (e, incluso, durante las mismas) habrá un debate general entre todas las personas presentes. La sesión, que se celebra en relación con el Día Internacional del Jazz (30 de Abril), se desarrollará en el Aula 3 de la Segunda Planta, con asistencia libre.

jueves, 29 de marzo de 2018

Erató, una nueva musa en Ciaño: Faustino López Pérez habla de Alexander Calder con ojos nietzschianos (6-4-2018)

Resultado de imagen de Cauce del NalónResultado de imagen de Rema y Vive Editorial
Dentro del Ciclo
"NUEVE CONFERENCIAS PARA NUEVE MUSAS"
PRESENTAN
Bajo en influjo de ERATÓ (ΕΡΑΤΏ) y
en la CASA DE LA BUELGA
(c/ Campón, s/n- 33900 Ciaño- Langreo. Tlfn. 985697368),
el Viernes, 6 de ABRIL de 2018,
a las 20'00 horas,
La escultura inquieta.
(Gijón, Rema y Vive Editorial, 2017)
a FAUSTINO LÓPEZ PÉREZ
(Profesor de Filosofía, Artista plástico, Hedonista utópico)
Que disertará sobre
LA ESCULTURA INQUIETA:
 Una interpretación de la escultura cinética de Alexander Calder desde
la filosofía de Nietzsche
Resultado de imagen de Alexander Calder
 La influencia del pensamiento y de la estética de Nietzsche, su vitalismo optimista tantas veces falseado, permite descifrar aspectos constitutivos de la escultura cinética de Calder y hace posible la interpretación de las vanguardias artísticas como una suerte de experimentos nietzscheanos... Y es que la influencia polimorfa de la filosofía nietzscheana en toda la cultura europea del siglo XX, tanto en sus aspectos innovadores como populares, se manifiesta magistralmente en el escultor estadounidense Alexander Calder (1898-1976), al reunir en sus obras cinéticas lo mejor de las vanguardias europeas (abstracción, constructivismo, surrealismo...) y del arte popular de su país. Así nos lo mostrará Faustino López entre imágenes de la obra calderiana y los sones del violín de David Roldán.

Presentan:

Juan Jesús Menéndez Alonso (Editorial Rema y Vive)
y
José Ignacio Fernández del Castro (Cauce del Nalón)
Música:

David Roldán (Violín)

 Con el apoyo de: Imagen relacionadaResultado de imagen de La Nueva España de las Cuencas

Faustino López Pérez (San Juan de la Mata, El Bierzo, León, 1956) 
se Licenció en Filosofía (Universidad Complutense de Madrid) y se doctoró (Universidad de Oviedo) con una tesis sobre Estética que interpreta la escultura cinética de Alexander Calder desde la filosofía de Nietzsche.
Ha trabajado como profesor de Filosofía mucho tiempo con compañeros excepcionales y alumnos estupendos. También se ha permitido el lujo de tener tiempo para dedicarlo a disfrutar de la vida con los amigos, a pintar, a construir esculturas móviles, a escribir, a andar por la montaña, incluso a dedicarse con ahínco al hedonismo utópico.
Ha escrito con Juan Jesús Alonso Menéndez el libro Pensando desde los anillos de Saturno (Grupo Editorial Norte, 1999), y ha realizado exposiciones de pintura y esculturas cinéticas. Lleva los blogs faustinoyloscirculosdeaire.blogspot.com.es y faustinoenelaire.blogspot.com

miércoles, 21 de marzo de 2018

Presentación del nº 93 de Ábaco, monográfico dedicado al Materialismo Filosófico en el aniversario del fallecimiento de Gustavo Bueno Martínez (1924-2016), en la Casa de la Buelga de Cieaño (23-3-2018)

No hay texto alternativo automático disponible.La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas e interior

«La disciplina filosófica precisamente no se constituye como movida por ese anhelo de felicidad, ni siquiera por un anhelo de justicia (que, en todo caso, brota de fuentes distintas y previas a la conciencia filosófica, aunque después se vincule necesariamente con ellas), sino por una voluntad de verdad. Si el filósofo odia al explotador no es en tanto que formalmente es explotador, sino en tanto que su conciencia es una falsa conciencia; y si desprecia al que se deja explotar es también porque su conformismo es una falsa conciencia; y si le resulta repulsiva la felicidad del místico o la del pequeño burgués es porque esa felicidad es una forma refinada de falsedad, de estupidez. Y así como el sacerdote decimos que, al perder la luz de la fe, ha perdido la razón de su oficio, así también diremos de los filósofos que al perder la pasión de lo verdadero, al perder la rigurosa voluntad de distinguir en todo momento lo que es verdadero y lo que es falso, lo que es evidente y lo que es obscuro –aunque sea en nombre de la justicia o de la felicidad-, han perdido su razón de ser, porque han perdido la disciplina filosófica
Gustavo Bueno Martínez: “Cuestiones sobre teoría y praxis”. En VV.AA.: Teoría y Praxis (extractos de los textos de varios autores para el XII Congreso de Filósofos Jóvenes celebrado en Oviedo entre el 22 y el 25 de marzo de 1975). Valencia, Fernando Torres, 1977: 45-72.

viernes, 16 de marzo de 2018

EL CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO DE EL LLANO SIGUE, EL MARTES 20 DE MARZO, LA PROGRAMACIÓN DEL PRIMER SEMESTRE DE 2018 DE SU FORO DE FILOSOFÍA POPULAR CON UNA REFLEXIÓN FILOSÓFICA SOBRE LA FELICIDAD EN VENTA AQUÍ Y AHORA (EUDEMONÍA ARISTOTÉLICA Y MERCADOTECNIA DE LA AUTOAYUDA)


Imagen relacionada
El Centro Municipal Integrado de El Llano (c/ Río de Oro, 37- Gijón), en su sesión del mes de Marzo-2018 (Martes, 20, a las 19’30 horas),  del Foro Filosófico Popular “Pensando aquí y ahora” abordará el tema «La filosofía ante la felicidad en venta aquí y ahora: Eudemonía aristotélica y mercadotecnia de la ayuda»
Resultado de imagen de Forges y la felicidad
La sesión se plantea como reflexión general y concreta, sobre el sentido de la actual profusión (y éxito comercial) de toda una industria de la felicidad (que va desde diversos elixires y hábitos de “eterna juventud” a todo tipo de grageas o la literatura de autoayuda). En tal sentido, se examinará el origen de la identificación de la vida humana con la búsqueda de la felicidad en la propuesta eudemonista dde Aristóteles, para, tras detenernos en la versión estoica que Séneca desgrana en De la vida bienaventurada o de la felicidad, echar una rápida ojeada a las concepciones de la felicidad presentes en las diversas teorías éticas y en las diversas religiones. ¿Cómo se articula todo ello con el actual reduccionismo psicologista de la felicidad presente en los fenómenos de los que partimos?… La cuestión acabará suscitando, inevitablemente, el debate entre posiciones críticas como la de Gustavo Bueno (El mito de la felicidad, 2005) y teorías pragmáticas optimistas, como la que se deriva del concepto de proyecto reflexivo del yo en Anthony Giddens (que, en último extremo, podría venir a decir que la literatura de autoayuda es la señal de un fenómeno que, por primera vez en  la historia de la humanidad, sitúa la intimidad de cada sujeto ante la posibilidad real de la felicidad)… 
Resultado de imagen de El Roto y la felicidadPero en realidad, con lo que nos encontramos es con una factoría de producción de relatos que van de la mística del gurú espiritual al estilo de Silo (Mario Luís Rodríguez Cobos, 1938-2010) y su movimiento humanista, a planteamientos hechos desde la metaciencia al estilo de la neurocientífica Susan Greenfield (véase su ¡Piensa!, ¿qué significa ser humano en un mundo en cambio?,  2008), pasando por el auge de las prácticas mindfulness (véase, por ejemplo, Felicidad: 50 ejercicios mindfulness y de relajación para levantar el ánimo cada día, 2016, de Arlene K. Unger) o el coaching más o menos espiritualista (al estilo de ¿Quién manda en tu vida?: Reflexiones sobre la soberanía personal, 2014, de Miriam Subirana y Ramón Ribalta), legitimando la conversión de la utilización de chispazos filosóficos como soluciones vitales en un modelo médico (iniciado por Lou Marinoff con su Más Platón y menos Prozac, 1999) o la conversión en best sellers de tantas fábulas espirituales que en el mundo han sido (desde Paulo Coelho hasta El monje que vendió su Ferrari, 1997, de Robin Sharma)…. Pero topándose con la denuncia de su superchería mercantilista desde la propia psicología (véanse, por ejemplo, Los libros de autoayuda, ¡vaya timo!, 2014, de Eparquio A. Delgado) y la búsqueda de la vida buena (más allá de la inevitable condición subjetiva de la felicidad) en el diálogo permanente con los clásicos, al estilo de Jacques Schlanger (Sobre la vida buena. Conversaciones con Epicuro, Epicteto y otros amigos, 2000). ¿Buena ventura o fraude bien cebado?.
Este planteamiento será desarrollado por el propio coordinador del Foro, José Ignacio Fernández del Castro.
Resultado de imagen de Quino y la felicidadComo siempre, se facilitará a las personas participantes documentación sobre el tema abordado (incluyendo el guión de la sesión, recomendaciones bibliográficas y cinematográficas, e informaciones de interés), en un dossier elaborado por el coordinador del Foro. Tras la intervención prevista (e, incluso, durante la misma) habrá un debate general entre todas las personas presentes. La sesión se celebrará en el Aula 3 de la Segunda Planta, con asistencia libre.

viernes, 2 de marzo de 2018

QUINI, mucho más que un FALSO NUEVE

Dentro de unos días, el 15 de Marzo, RBA sacará al mercado, con dos años y medio de retraso sobre la edición original inglesa (False Nine, que lanzara Head of Zeus
el 5 de Noviembre de 2015), la edición en castellano de la tercera entrega, Falso nueve, de la serie negra futbolística que el gran Philip Kerr (con gran conocimiento de causa) está dedicando al muy mestizo entrenador/detective escocés  Scott Manson.
Tras Mercado de invierno y La mano de Dios,
Scott, que ha roto dignamente con el dueño ruso de su antiguo club londinense, acabará siendo contratado por el F.C. Barcelona, pero no para ser su entrenador o su director técnico, sino como detective... Para investigar la misteriosa desaparición de su gran estrella...  Y, siguiendo el rastro del Falso nueve, irá topándose de uevo, de París a Antigua, con lo más abyecto de las trastiendas  del mercado y las  tramoyas donde se mueven los hilos del espectáculo futbolístico...
book cover of False Nine
¿Fue Quini, podemos preguntarnos, todavía compungidos pero prestos a disfrutar de nuevo de su gran legado para honrar más su memoria (como nos propone JJ Alonso Menéndez en las páginas de La Nueva España), un precursor de eso que se ha dado en llamar falso nueve?.
Resultado de imagen de Quini y Villa
Evidentemente, no... Ni él ni Messi, que son jugadores cuyas capacidades, salvando las distancias que se quiera, exigían una gran libertad táctica y de movimientos... Porque el talento necesita siempre libertad para manifestarse. Así que lo del falso nueve es más bien un timo táctico que, para jugadores como ellos, resulta un verdadero insulto.
Quini, ciertamente, empezó jugando en el Sporting con el 8, como interior izquierda que llegaba sin recelo a pisar el área, pero que tenía un 9 (menos goleador que él) de referencia... Como lo fueron Paquito o el cedido (por el Español) Marañón.
Pero, incluso cuando acabó siendo un 9 ya insustituible (que se lo digan a Gomes, Savic, el efímero Rinaldi, Wilmar Cabrera, Flores o Pier, porque sólo fue pálidamente sucedido por la esforzada eficacia veterana de Julio Salinas hasta la llegada de El Guaje -¿otro falso nueve?-), sus remates llegaban desde cualquier posición dentro y fuera del área... Cierto que Quini tuvo el mejor movimiento de cuello para rematar de cabeza que se ha visto en un campo de futbol... Con él era capaz de lanzar obuses desde más allá del punto de penalti o depositar con precisión suaves vaselinas en la escuadra contraria. Pero todos le vimos marcar voleas de todas las formas y colores (incluso, más allá del glorioso derechazo cruzado sin ángulo a la escuadra contraria en Vallecas, con el pie izquierdo cuando la ocasión lo requería, o elevándose él mismo el balón cuando el barro dificultaba el golpeo) y hasta goles de "exterior habilidoso" (como dos seguidos al Español en el año del ascenso con el también recientemente desaparecido Carriega, en los últimos cinco minutos de partido y cogiendo el balón en la banda derecha casi a la altura del centro de campo; o una joya de orfebrería frente a Os Belenenses en un Trofeo Costa Verde, en el que, tras recibir el balón a media altura escorado en la banda izquierda cerca del ángulo del área, salvó , sin dejar caer nunca el balón al suelo, con tres sutiles y sucesivas vaselinas al lateral, el central y el portero para marcar a puerta vacía).
Así que, Quini, además de un gran paisano, era un futbolista descomunal (cosa que en algunas necrológicas parece dejarse un poco de lado estos días), capaz de crear el sortilegio de treinta mil voces gritando con un sólo aliento esperanzado "¡Ahora, Quini, ahora!" en el minuto 92 de un apurado partido contra una gran Real Sociedad, y satisfacer su esperanza encontrando un espacio en el segundo palo para rematar de cabeza y justificar la fe colectiva... Porque Quini era mucho más que un 9 (verdadero o falso): era un Dios magnánimo. Y los que tuvimos el privilegio de ver en vivo y en directo toda su carrera, sus racionales devotos.
Sigamos la ceremonia 

jueves, 1 de marzo de 2018

En el adiós a Quini, Goles que son una patria

"El goleador es siempre el
mejor poeta del año..."
Pier Paolo Pasolini (Bolonia, Emilia-Romagna, Italia, 5-3-1922/
Ostia, Lazio, 2-11-1975), Cineasta, escritor y tifosi del Bolonia F.C.
Resultado de imagen de Gol de Quini en Vallecas
Temporada 1979-1980
¡¡HASTA SIEMPRE A QUINI,
GRAN POETA DEL GOL!!
Si decía Rainer Maria Rilke que
"La única patria feliz, sin territorio, es la infancia",
la muerte de Quini, la felicidad de mi niñez y de mi juventud, 
me ha dejado sin patria.
Disfrutemos sus goles ahora que la ausencia de su constante ejemplo de bonhomía nos deja a todos un poco huérfanos.
El inverosímil gol de volea sin ángulo de Vallecas (1979-1980)
Los mejores goles de El Brujo..
Resultado de imagen de Imágenes de Quini



sábado, 24 de febrero de 2018

EL CENTRO MUNICIPAL INTEGRADO DE EL LLANO SIGUE, EL MARTES 27 DE FEBRERO, LA PROGRAMACIÓN DEL PRIMER SEMESTRE DE 2018 DE SU FORO DE FILOSOFÍA POPULAR CON UNA REFLEXIÓN FILOSÓFICA SOBRE LA MAGIA DE LA RADIO COMO AQUÍ Y AHORA (¿POR QUÉ LA TELEVISIÓN NO LOGRÓ MATAR “LA ESTRELLA DE LA RADIO”?) ANIMADA POR ALEJANDRO FONSECA TORRE


Resultado de imagen de Forges y la radio
El Centro Municipal Integrado de El Llano (c/ Río de Oro, 37- Gijón), en su sesión del mes de Febrero-2018 (Martes, 27, a las 19’30 horas),  del Foro Filosófico Popular “Pensando aquí y ahora” abordará el tema «La filosofía ante la magia de la radio aquí y ahora: ¿Por qué la televisión no logró “matar la estrella de la radio”?». En 1979 se publicaba el álbum Bruce Woolley And The Camera Club, que incluía la canción “Video Killed the Radio Star”, un éxito en Canadá que, tras incorporarse Bruce Woolley ese mismo año al grupo británico The Buggles, sería incluida también en su álbum The Age of Plastic (publicado el 7 de septiembre de 1979 por Island Records) para convertirse en un gran éxito mundial… De hecho, su vídeo musical, dirigido por Russell Mulcahy, dería el pistoletazo de salida a las emisiones de la poderosa cadena MTV el 1 de agosto de 1981. ¿Por qué?: tanto la letra de la canción (escrita pro Trevor Horn, Geoff Downes y Bruce Woolley) como las imágenes del vídeo, que incuian radios que explotaban, se referencia a una antigua estrella de la radio que ve cómo sus días de gloria tocan a su fin ahogados en el torbellino imparable del vídeo. Y vendrían luego otras versiones como las adaptaciones que, ya en 1979, haría el francés Ringo en su idioma (“Qui est ce grand corbeau noir”) y en español (“Marylin no se quiere casar”); la del grupo español Parchís en su álbum Comando G (1980); la del grupo español Aerolíneas Federales titulada “Mi vídeo no tiene mando a distancia” (incluida en su álbum Hop hop de 1987); y así decenas de ellas hasta las muy conocidas y computarizadas de Erasure (2003); o la reciente del dúo Pomplamoose  en su álbum Pomplamoose: Season 2 (2014)… Y hasta Sanyo la utilizaría en una de sus campañas publicitarias. Así que de esto tendrá que partir esta sesión:  «I heard you on the wireless back in fifty two / Lying awake intent at tuning in on you / If I was young it didn't stop you coming through / They took the credit for your second symphony / Rewritten by machine and new technology / And now I understand the problems you can see / I met your children / What did you tell them? / Video killed the radio star / Video killed the radio star / Pictures came and broke your heart / And now we meet in an abandoned studio / We hear the playback and it seems so long ago / And you remember the jingles used to go... oh, oh / You were the first one /You were the last one / Video killed the radio star / Video killed the radio star / In my mind and in my car / We can't rewind we've gone too far / Video killed the radio star / Video killed the radio star / In my mind and in my car / We can't rewind we've gone to far / Pictures came and broke your heart / Put the blame on VTR / You are a radio star / You are a radio star / Video killed the radio star / Video killed the radio star / You are a radio star / You are a radio star.»
Resultado de imagen de Forges y los micrófonos O sea: «Te escuché en la radio en el 52, / recostado despierto, atento al sintonizar contigo, / si fuera joven, tu supervivencia no se detendría. / Se llevaron [todo] el mérito por tu segunda sinfonía, / reescrita por una máquina y nueva tecnología, / y ahora entiendo los problemas que puedes ver. /Me encontré con tus niños, / ¿Qué les dijiste? / El vídeo clip mató a la estrella de la radio, / el vídeo clip mató a la estrella de la radio, / las imágenes llegaron y rompieron tu corazón. / Y ahora nos encontramos en un estudio abandonado, / escuchamos la grabación y parece hace tanto tiempo, / y tú recuerdas que la tonadilla decía... oh, oh. / Tú fuiste el primero, / tú fuiste el último. / El vídeo clip mató a la estrella de la radio, / el vídeo clip mató a la estrella de la radio. / En mi cabeza y en mi coche, / no podemos rebobinar, hemos ido demasiado lejos. / El vídeo clip mató a la estrella de la radio, / el vídeo clip mató a la estrella de la radio, / en mi cabeza y en mi coche. / No podemos rebobinar, hemos ido demasiado lejos, / las imágenes llegaron y rompieron tu corazón, / échale la culpa al grabador de video / Eres una estrella de la radio, / eres una estrella de la radio… / El vídeo clip mató a la estrella de la radio, / el vídeo clip mató a la estrella de la radio… / Eres una estrella de la radio,/ eres una estrella de la radio.»
Resultado de imagen de Forges y los periodistas de ayer y de hoyPorque el hecho de que los lamentos nostálgicos y negros augurios que, con respecto la radio, como medio de comunicación (frente a la imagen televisiva), y para las radiofórmulas musicales (bajo el imperio del vídeoclip), nos dejaban hace casi cuarenta años Bruce Woolley y compañía se hayan visto radicalmente chafados exige una  reflexión general y concreta sobre el sentido y evolución del medio radiofónico en este tiempo…  Y, es que tras la arremetida inicial y genérica de la televisión o la específica de los videoclips un par de décadas después, las radios parecen haberse instalado en una suerte de auge permanente, con crecimientos sostenidos de las audiencias, constantes “batallas empresariales” entre los grupos mediáticos (ligados a lobbies ideológicos) cada vez que se convoca una concesión político-administrativa de radiofrecuencias… Y una excelente adaptación al marco que ofrecen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (con desarrollo de contenidos “a la carta” a través de la redifusión RSS –Really Simple Syndication- en Podcast de programas de radio convencional, así como el fomento de fenómenos no convencionales, pero convergentes con el medio, como los audioblogs. Crecen los diales y crecen los “modelos de negocio radiofónico”, aunque básicamente siguen captando las máximas audiencias los de siempre: una radio convencional que potencia la participación de las audiencias y encuentra su quintaesencia en una combianción variable de informativos (generales y deportivos -incluyendo retrasmisiones en directo y dinámicos magazines-), magazines generales de larga duración con variedad de contenidos (desde las entrevistas a las tertulias políticas, pasando por   la opinión editorial, la creciente presencia del humor, la difusión cultural o los concursos) y unas radiofórmulas musicales que siguen formando parte esencial (y diversificada) de todos los grupos radiofónicos... ¿Por qué este reverdecimiento de la radio aquí y ahora?. Frente a una televisión generalista con sus parrillas agostadas por fenómenos convergentes, como el de los programas “de cotilleo” y los reality shows en los que personajes insustanciales venden historias triviales de su vida, para después someterse a una  “guionización, implícita o explícita, de su cotidianidad” que les permita “mantenerse en nómina”, que llegan a teñir hasta los viejos formatos informativos o de opinión (desde los telediarios hasta los debates) con un “enfoque cotilla” que, para colmo, pretende situarse en limbo de aparente “neutralidad informativa” absolutamente patético; la radio ofrece la cercanía de la voz... Una voz que acompaña y apenas (salvo en casos muy contados y llamativamente cuasiparódicos) trata, como la televisión, de configurar un “imaginario de lo monstruoso” (en el sentido etimológico de “lo que avisa o previene desde una voluntad superior”), por una parte, como “aviso a navegantes” de qué es lo que hay más allá de la dura cotidianidad de quien mira la pantalla (para evitar que lo desee) y, por otra, para captar su atención situándola fuera de su vida, de sus problemas concretos, de sí mismo, extrañándolo, alienándolo... La televisión generalistas se ha convertido en el primer analogado que lo que Cornelius Castoriadis llamaría “el ascenso de la insignificancia” (ver El ascenso de la insignificancia. Encrucijadas del laberinto IV, 1996) por su contribución esencial a la consolidación de los imaginarios hegemónicos del capitalismo globalizado, siempre interesado, también con la sobresaturación de “imágenes de lo catastrófico” que pueblan el resto de los informativos y buena parte y los telerreportajes, de ir dejando avisos de lo que puede venir para generar una empatía lejana más alienante que activista. Por el contrario, la “voz radiofónica”, que es el sonido de fondo del paisaje infantil (eso que Rainer Maria Rilke decía de era la verdadera y única patria de todo ser humano) de muchas generaciones, nos acompaña en las tareas cotidianas, envolviéndonos con su cálida magia en la propia cotidianidad, sin alienarnos de lo que somos. Y, por ello, nos pone (sin impostaciones de pretendida neutralidad) en situación de contribuir a una sociedad más consciente, participativa y solidaria (en definitiva, más democrática), a partir de la creación de mecanismos cuasiautomáticos de lectura ideológica y representacional de lo que se nos cuenta, develando los intereses que subyacen en los mensajes y sacando de ello fruto de conocimiento, capacidad comunicativa, comprensión del mundo y voluntad de transformarlo (incluyendo los propios medios de comunicación).
Resultado de imagen de Forges y el olvido de las catástrofesLa televisión es la punta de lanza de las grandes industrias transnacionales de la cultura, instrumentos clásicos de alienación de masas para la producción agregada de sumisión aprendida a través de una neurosis experimental por permanente insatisfacción del deseo en el contraste entre los arquetipos de heroicidad y la realidad de cada día (porque, en definitiva, cuando uno va al supermercado, Messi o Ronaldo, House o el Doctor Mateo, Tony Soprano o Luisma García, Belén Esteban o Kiko Matamoros nos sirven de bastante poco). En cambio, la radio, que sigue en nuestras cocinas y en nuestros paseos, nos proporciona un cálido acompañamiento (una vez más, ese telón sonoro veraz y confiable) en nuestra cotidianidad… Por eso, seguimos venerando, más allá de su sesgo ideológico, los grandes nombres de la radio (José Luís Pécker, Matías Prats, Juana Ginzo, Manuel Martín Ferrand, Graciela Mancuso, Joaquín Prat, Carmen Vela, Julio César Iglesias, Carlos Llamas, Isabel Gemio, Luís del Olmo, Iñaki Gabilondo, Julia Otero…) que acompañaron (y acompañan) nuestra vida… Porque, en la conexión casi mágica de las ondas y sin necesidad de telefonía o medios digitales, sentimos que se establece un diálogo de confianza que va más allá de la realidad de la interacción.
Imagen relacionadaLa radio se torna así en camino abierto hacia las respuesta a algunos interrogantes sobre el nuevo sentido del humanismo en un mundo que se hace digital y virtual, que paradójicamente extiende sus redes físicas de intercomucnicación segregando cada día a más sujetos de lo que podríamos llamar el primer analogado de la humanidad globalizada (el homo digitalis) y creando nuevas formas (que, con demasiada frecuencia, derivan en patologías psicosociales) de incomunicación. Porque, ¿cómo se conforma la información sobre lo que pasa en el mundo, que tipo de criterios separan lo relevante de lo que no lo es, qué constituye y por qué la agenda de los medios y cómo se manifiestan sus cosmovisiones correspondientes,...?. Y es que estamos en un marco en el que, en realidad, la libertad de prensa, reducida ya a libertad de emisión de mensajes significativos para quien puede permitírselo, apenas guarda ya relación con su derecho humano correlativo: la libertad de expresión... Y tal cuestionamiento, evidentemente, nos lleva a contemplar como esa libertad de expresión ha de referirse necesariamente a la accesibilidad a la información para una construcción (problemática, polémica, dialógica) de un conocimiento con voluntad de comunicación más allá de los meros intereses de unos pocos, las empresas que administran y gestionan esa llamada libertad de prensa. Y en eso, como decimos, la radio es el medio más igualitario y horizontal en la articulación de una nueva accesibilidad (informativa y comunicativa) que incluya los llamados medios alternativos (tradicionales –como las viejas y nuevas radios libres- o digitales) para situar el marco del debate sobre el qué hacer con los efectos de las llamadas nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) sobre las relaciones (de comunicación en sus múltiples modalidades) humanas... Curiosamente la radio, que iba a morir, siempre ha compartido buena parte de las ventajas atribuidas al nuevo entorno digital: inmediatez, interrelación, cooperación, libertad, democratización/divulgación del saber,… Así que en ante la gran paradoja de que “en la sociedad de la comunicación nadie se comunica verdaderamente (en profundidad) con nadie”, debemos reivindicar la radio para “sintonizar contigo” que decía Bruce Woolley… Con todo el mundo… Y estar en la onda.
Estas reflexiones, que serán introducidas problemáticamente en sus aspectos básicos por el Coordinador del Foro, José Ignacio Fernández del Castro, encontrarán su desarrollo más lógico en la voz de un “radio star” muy vivo, Alejandro FONSECA TORRE, graduado en Comunicación, especialidades en Radio y Televisión y Contenido, explotación y gestión de medios, por la Universidad Nacional de General San Martín (Buenos Aires); Director de los Estudios Ópalo (2002-2007) y de Buenos Aires Producciones (2007 hasta hoy); conductor del magazine vespertino La Buena Tarde en Radio Principado de Asturias (RPA).
Resultado de imagen de día mundial de la radioComo siempre, se facilitará a las personas participantes un dossier con documentación sobre el tema abordado (incluyendo el guión de la sesión, recomendaciones bibliográficas y cinematográficas, e informaciones de interés) elaborado por el coordinador del Foro. Tras las intervenciones (e, incluso, durante las mismas) habrá un debate general entre todas las personas presentes. La sesión, que se celebra en relación con el  Día Mundial de la Radio (13 de Febrero), tendrá lugar en el Aula 3 de la Segunda Planta, con asistencia libre.